Madeleine Albright. Ex secretaria de Estado estadounidense.

Bill Clinton calienta la votación al acusar a Sanders de «sexismo»

Ofensiva final de Hillary en New Hampshire para que las mujeres den hoy la vuelta a las encuestas

MANUEL ERICEEnviado Especial A Manchester, New Hampshire - 08/02/2016 a las 18:57:48h. - Act. a las 19:18:32h.Guardado en: Internacional , Elecciones Estados Unidos

Los Clinton van a por todas. Las últimas horas de campaña en New Hampshire mostraron una exhibición de artillería pesada de una familia que quiere volver a toda costa a la Casa Blanca, esta vez de la mano de la que fue Primera Dama, Hillary. Su marido, el expresidente Bill Clinton, lanzó su primera descalificación personal contra Bernie Sanders, el rival y favorito en el segundo estado del proceso de primarias, al acusarle de «ataques sexistas». El motivo, las críticas a su mujer por recibir dinero de Wall Street, y en concreto de Goldman Sachs, el caballo de batalla de la campaña del senador socialista.

El senador por el vecino estado de Vermont no quiso replicar, pero su jefe de campaña, Mike Briggs, advirtió: «Los ataques son decepcionantes. Desde luego, la campaña ha cambiado», después de un pacto no escrito entre ambos aspirantes por una contienda respetuosa. En un agresivo intento de que hoy se movilice el voto femenino en su favor, el único que puede obrar el difícil vuelco a las encuestas, los Clinton también han echado mano de la exsecretaria de Estado Madeleine Albright y la escritora y activista del feminismo Gloria Steinem. Los últimos sondeos en este estado otorgan unaventaja nítida en favor de Sanders, de entre 10 y 17puntos. Y en casi todas ellas, las mujeres también se inclinan mayoritariamente por Sanders, aunque en menor medida que los hombres. Tras una victoria pírrica en Iowa,perder en New Hampshire complicaría la carrera de Clinton, aunque sigue siendo la favorita para casi todos los analistas.

Triunfo en 2008

El matrimonio Clinton mira con nostalgia a un alentador pasado reciente, que siempre le ha sonreído en el estado del granito. Pese a que Hillary reconoció ayer mismo que este año la victoria está «muy cuesta arriba», aún confía en que la historia se repita. New Hampshire confió primero en Bill, a quien devolvió a la senda del triunfo en 1992 tras una primera derrota en Iowa a manos del senador Tom Harkin. Una intensa última semana de campaña en el frío estado del noroeste otorgó al entonces gobernador de Arkansas una aplastante victoria, con casi el 52% del voto, que le catapultaría a la nominación como candidato demócrata, y, más tarde, a la elección como presidente de Estados Unidos. También Hillary probó la miel del triunfo en New Hampshire en 2008. Aunque después perdería la nominación frente a Obama, logró dar la vuelta a las encuestas entonces y vencer en este estado.

Ahora, en la peor situación de todas, Bill Clinton se ha lanzado a una movilización con ataques personales, que también suponen un riesgo, porque pueden volverse en contra. En sus invectivas, el expresidente añadió que Sanders es deshonesto, porque propone una cobertura universal sanitaria (de una única cuota) que, según él, no se puede aplicar por su alto coste: «Cuando planteas una revolución, tienes que tener cuidado con los hechos». Además de arrojar sombras sobre su forma de ser llamándole«herméticamente cerrado«, el expresidente llegó a decir que el equipo de Sanders había robado en una ocasión listados de votantes del cuartel de campaña de su mujer.

La que fuera secretaria de Estado con Bill Clinton, Madeleine Albright, muy activa los últimos días, llamó a apoyar a Hillary en las urnas porque «la verdadera revolución es situar por primera vez a una mujer en la Casa Blanca». Y remachó: «Las que no voten a Hillary tienen un sitio especial en el infierno». La escritora Gloria Steinem puso una línea de separación entre sexos como reclamo y reprendió a las chicas que apoyan al veterano senador: «Cuando eres joven piensas dónde están los chicos. Los chicos están con Bernie».

http://www.abc.es/elecciones-estados-unidos/abci-bill-clinton-calienta-votacion-acusar-sanders-sexismo-201602081857_noticia.html