Lourdes Hernández Ramírez (peluquería y maquillaje)

Estoy en este teatro desde el año 80.Primero comencé como vestuarista y luego pasé a peluquería y maquillaje. Aquí estuve trabajando con Roberto Blanco, Héctor Quintero, Nelson y Nicolás Door, el Conjunto Folklórico, Danza Contemporánea y con muchísimos actores y cantantes nacionales y extranjeros. En estos momentos no abundan mucho, pero por aquí pasaron grandes compañías extranjeras con un elenco de casi 100 personas. Traté siempre de cumplir mi trabajo para llevarme bien con todo el mundo.

El teatro para mí –al pasar los años es que lo noto– es como mi otra casa, porque pensando en la jubilación creo que me va a faltar y me va a entrar “el gorrión”. Estoy muy arraigada a este ambiente que acoge y atrapa sinceramente. El trabajo dentro de la cultura y el movimiento dentro del teatro es bonito, más en este que tiene variedades, no está centrado solamente en una temática. Por aquí pasa música, teatro, ballet, pantomima, de todo. Hay momentos en que los mismos actores o bailarinas te llenan de regocijo, porque se sienten complacidos con el trabajo que tú haces; no todos saben darte esa satisfacción para que tú te sientas realmente alegre. He tenido otras ofertas, pero siempre pienso en este sitio, estoy encantada de estar aquí.


Testimonio tomado por Dayana Stable