Los ojos bien cerrados

BEATRIZ JUEZ - Washington

18/10/2016 05:10

Melania Trump, la esposa del candidato republicano Donald Trump, defendió el lunes a su esposo de los ataques de la prensa y de las mujeres que le acusan de haber abusado sexualmente de ellas en el pasado.

"Creo a mi marido", dijo Melania en una entrevista con la cadena de television CNN, la primera que concede después de que el diario The Washington Post publicara hace unos días un video lascivo de 2005 en el que el multimillonario alardeaba besar y meter mano a mujeres sin su consentimiento y de poder seducir a cualquier mujer por el simple hecho de ser una estrella.

Hasta ahora Melania se había limitado a publicar un breve comunicado de prensa después de que el video agitara la campaña electoral, pero no había concedido ninguna entrevista al respecto.

La ex modelo eslovena quitó hierro a las declaraciones de su marido en el video, que calificó de "una conversación entre chicos". Melania aseguró que fue el presentador de Access Hollywood, Billy Bush, quien "incitó" a Trump a decir "cosas sucias y malas".

Cuando el periodista de CNN Anderson Cooper le preguntó si describiría lo que Trump dijo en la cinta como acoso sexual, Melania negó que su marido haya pasado de las palabras a los hechos. "No, no es abuso sexual. El no dijo que lo hizo", insistió Melania, a pesar de que en el video alardeaba de intentar acostarse con una mujer casada y de besar y agarrar a las mujeres "por el coño" sin preguntar.

Melania consideró que el lenguaje vulgar que utilizó su marido en esa conversación privada era "inapropiado e inaceptable" y que así se lo ha hecho saber. Y dijo que le sorprendió que utilizara ese lenguaje porque "no es el hombre que yo conozco".

"Acepté su disculpa y espero que los estadounidenses lo acepten también", reiteró Melania, recordando que la consersación con Billy Bush tuvo lugar "hace muchos años" cuando Donald Trump no era político.

A la ex modelo, sin embargo, no le sorprendió que la cinta se hiciera pública porque, según ella, "hay muchas personas en la oposición que quieren dañar la campaña" de su marido.

Melania dijo que ella cree al candidato republicano cuando asegura que no ha abusado sexualmente de las mujeres que le acusan de ello. "Mi marido es amable, es un caballero, nunca haría eso", señaló la ex modelo en la entrevista, realizada en la Trump Tower de Nueva York. "Acusar a alguien, no importa quien sea, hombre o mujer, sin pruebas y dañar su reputación es injusto", consideró la ex modelo.

Siguiendo al pie de la letra los argumentos de Trump, Melania dijo que su marido es víctima de una conspiración de los medios de comunicación "de izquierdas" y de la campaña de Hillary Clinton para influenciar a los votantes estadounidenses y evitar así que el multimillonario sea presidente de los Estados Unidos.

"Todo estaba organizado para hacerle daño, para dañar su candidatura", dijo Melania. "Creo a mi marido, creo a mi marido", insistió Melania, quien considera que se trata de un mecanismo de distracción para evitar hablar de lo que realmente importa a los estadounidenses. "La oposición no quiere hablar de WikiLeaks, Bengasi y los correos electrónicos (de Hillary Clinton)", señaló la esposa de Trump.

Melania, que si Trump gana las elecciones se convertiría en primera dama, considera que las mujeres que acusan de abuso sexual mienten.

La esposa de Trump atacó en concreto a la periodista de la revista People, Natasha Stoynoff, quien aseguró que el multimillonario la besó en la boca sin su consentimiento cuando fue a hacer una entrevista a la pareja coincidiendo con el primer aniversario de su boda. En el artículo, Stoynoff describía un encuentro posterior con ella en la Quinta Avenida, que Melania insiste en que nunca tuvo lugar.

"Nunca fuimos amigas. Nunca la reconocería por la calle", dijo Melania, que consideró que ese detalle muestra que Stoynoff miente. La esposa de Trump amenazó la semana pasada con demandar a People si no retiraba el artículo y pedía disculpas.

Melania quitó importancia al hecho de que su marido haya criticado el físico de las mujeres que le acusan de acoso sexual para defenderse de los ataques de ellas, insinuando que no son lo suficientemente atractivas para él.

"Dice lo que piensa. Yo sé que respeta a las mujeres. Pero se está defendiendo porque son mentiras", dijo Melania, quien insistió que su matrimonio es muy fuerte y ella es "la roca" de la relación. "A veces digo que tengo dos chicos en casa. Mi hijo pequeño y mi marido", explicó Melania.

La tercer esposa de Trump reveló que muchas mujeres persiguen a su marido y que le dan su teléfono y le hacen propuestas "inapropiadas" incluso delante de ella y "a pesar de que saben que es un hombre casado".

Melania recordó que durante la campaña electoral ella también ha sido victima de la prensa. "Nunca pensé que la prensa fuera tan deshonesta y tan mala", insistió la esposa de Trump. Y puso como ejemplo cuando publicaron fotografías suyas desnuda que hizo para una revista francesa o cuando dijeron que trabajó ilegalmente en Estados Unidos como modelo. "Lucharé por mi nombre y por mi reputación", advirtió.

La ex modelo dejó claro que no quiere la compasión de la gente por los ataques que están recibiendo ella y su famlila durante la campaña electoral. "Soy muy fuerte. Y la gente... realmente no me conoce. La gente piensa y habla de mí: 'Oh, Melania, oh, pobre Melania'. No me tengan lástima. Puedo manejar la situación", aseguró la mujer de Trump.

http://www.elmundo.es/internacional/2016/10/18/58059218ca474130138b45f5.html