Lisandra López en la Fototeca

El próximo viernes 16 de febrero a las 6:00 pm. la Sala expositiva Joaquín Blez de la Fototeca de Cuba acogerá Anatomía de la rosa, muestra personal de la artista espirituana Lisandra López Sotuyo.

Una vez más, la naturaleza femenina y sus procesos fisiológicos, la objetería clínica y quirúrgica, la piel lacerada y cicatrizada, o el ya recurrente ardid de la autorrepresentación, habrán de catapultarnos a un universo hermoso y brutal, sublime y agónico, aséptico y vehemente, que Lisandra construye a partir del concepto de salud.

Catalogada por la escritora Rauda Jamís como una Frida Kahlo moderna, esta interesante creadora tiene una habilidad innata para ennoblecer el sufrimiento y urdir composiciones de altísima densidad simbólica, pero agresivas y dolorosas; imágenes que, paradójicamente, nos seducen por su marcado lirismo, ofreciéndonos una particularísima visión del ser humano en relación con el entorno y consigo mismo, con sus dolencias y esperanzas, sus patologías y bienestares.


En el regodeo estético y poético del sufrimiento se fundamenta esta exposición
 

Anatomía de la rosa pondrá a disposición de los espectadores una veintena de obras hermosas, punzantes, que nos devuelven un corazón atravesado por decenas de agujas hipodérmicas, hebras de lana transformadas en latidos, frascos de perfume y lápices labiales compartiendo tiempo y espacio con jeringuillas, rollos de esparadrapo y cápsulas medicamentosas, noviazgos con las sustancias terapéuticas, cefaleas que atraviesan la piel para transformar el cráneo en una esfera erizada de púas, mujeres capaces de autofecundarse y darse a luz a sí mismas. Todo un cosmos dialógico entre cuerpo y malestar, salud y muerte, que convierten a Lisandra López Sotuyo en una figura sui generis dentro del panorama plástico cubano actual.