Lente titiritero, el más reciente disparo

Hace unos meses escribí un comentario sobre la presentación del Boletín Fotográfico Lente Titiritero, en el marco del 15 Festival Nacional de Teatro de Camagüey 2014. Saludé el empeño de Julio César García, fotógrafo y artífice de la publicación, y de ThayD Martínez Abeledo, su diseñadora gráfica, apoyados por el departamento de promoción y relaciones públicas del Consejo Provincial de las Artes Escénicas de Matanzas, más el empuje de otros colegas que creyeron en la propuesta inusual de Julio César.

La salida de Lente… por las carreteras insondables de internet tuvo una rápida y sorprendente acogida entre titiriteros, curiosos e interesados en el arte del retablo. La colaboración no se hizo esperar, llegaron fotos y propuestas desde varios lares del mundo. Por tanto la primera vez empujó a la segunda, que acaba de ver la luz el pasado martes 13 de enero, todo un desafío a las maldiciones y predicciones agoreras que definen a esa fecha de manera fatídica.

El lanzamiento del número correspondiente a los meses de noviembre, diciembre 2014-enero 2015, en la Casa de la Memoria Escénica, tuvo un público ávido y expectante que recibió con aplausos el nuevo rostro del boletín. La portada, con todo derecho, fue para el maestro italiano Bruno Leone, quien regresó una vez más a Cuba para participar en la Segunda Bacanal de Títeres para adultos celebrada en la capital. Leone, enguantado con el héroe tradicional Pulcinella, consigue un acto titiritero único, pleno de gracia y virtuosismo, que el lente de García capta con precisión.

La sección “El último disparo”, muestra dos significativas imágenes de Gris (Teatro Tuyo) y La muchachita del mar (Títeres Retablos), dos montajes que obtuvieron el Premio Villanueva de la crítica teatral a las mejores puestas en escena del pasado año. Julio César y Abel López Montes de Oca, ambos matanceros, logran absorber el espíritu lúdico del espectáculo tunero y el misterio de la obra cienfueguera. Los dos retratos alcanzan su objetivo, uno queda con deseos de ver más.

“Revelado nacional” invitó esta vez a la artista villareña Carolina Vilches, quien acudió personalmente a la presentación matancera y expuso sus criterios sobre facilidades y dificultades para captar instantáneas óptimas en el ámbito teatral. Premiada y reconocida en concursos de la especialidad, la fotógrafa, de personalidad sencilla y carácter afable, abre la sección para nuevos invitados del país en boletines  futuros.

Michelle Aycaguer, nacida en Canelones, Uruguay, en 1985, se adueñó de “Zoom internacional”,  con dos impresiones tomadas en el 7mo Festival Internacional de Títeres de Maldonado, departamento de su país natal. Valiosa contribución de una joven amante del lente que con las fotos tomadas al Teatro SEA, de Nueva York y a Títeres Girasol, agrupación organizadora del evento charrúa, muestra que apretar el obturador no es cuestión de capricho sino de adentrarse en un mundo de luces y sombras, donde seres humanos y figuras comparten el mismo sitio.

Cierra el boletín, por ahora, la sección “Negativos salvados”. Para los que vivimos los comienzos de la década del 90 en la Isla, volver a ver en blanco y negro el trabajo del periodista y fotógrafo habanero Jorge Ignacio Pérez, siempre atinado y en movimiento, es revivir un momento especialísimo del teatro de títeres cubano, y no por el llamado período especial que marcó a todos a nivel social y económico, sino por el arranque inusitado del género titeril, tomado de las riendas por creadores muy jóvenes enamorados de la profesión juglaresca.

Cuando cerramos el último doblez de Lente… sentimos que la vida efímera del teatro no se pierde del todo. Entre el sugerente diseño y la edición clara y directa del boletín, sentimos que algo pasa, que estos muchachos quieren ir a por más. Nos queda solo acompañarlos en sus labores de rescate y promoción, intentar que el disparo de esa cámara virtual que es la publicación no sea jamás el último, sino siempre el más reciente.