Lauros para Callejón Desagüe y Autopsia del paraíso

En el 35 aniversario de la revista Tablas, la Casa Editorial Tablas-Alarcos promulga los resultados de su sistema de concursos 2016. Dichos galardones fueron entregados dentro del acto de otorgamiento de los Premio Villanueva de la Crítica 2016, realizado en la Sala Pepe Camejo, sede del Teatro de Las Estaciones, en la ciudad de Matanzas.

 


Roberto Viña Martínez, Premio Virgilio Piñera de Dramaturgia. Foto: Cortesía de Tablas-Alarcos

 

Los respectivos jurados del sistema de concursos que convoca la Casa Editorial Tablas-Alarcos, del Consejo Nacional de las Artes Escénicas, tras los permanentes intercambios y reuniones que desarrollaron durante el mes de enero, otorgaron los premios correspondientes a las diferentes categorías.

El jurado del Premio Anual de Crítica y Gráfica Tablas 2016, presidido por la periodista Maité Hernández-Lorenzo, de conjunto con las teatrólogas Marta María Borrás y Yohayna Hernández, más la diseñadora Annelis Noriega, decidió otorgar por unanimidad los siguientes galardones: otorgar una Mención Especial a “¡Cuidado! Habitación Blanquísima”, del estudiante de Teatrología Aliocha Pérez Vargas, en el acápite para estudiantes.

Su crítica se acerca al montaje de Mecánica, de Argos Teatro bajo la dirección de Carlos Celdrán, a partir de la obra homónima de Abel González Melo. En ella, Pérez Vargas logra iluminar zonas de gran interés de la puesta en escena, en especial, sobre espacialidad, escenografía, así como la reinterpretación de González Melo del original Casa de muñecas, de Henrik Ibsen.

Asimismo acordaron conferir el Premio de Crítica Tablas 2016 a la entrevista “Joel Cano o el excitante desafío de la escritura teatral”, de Rubén Darío Salazar, por el recurso efectivo de un diálogo más relacionado con el testimonio, donde la voz del entrevistado pasa a un primer plano. Resulta este intercambio un útil, oportuno y exhaustivo relato en la voz de su protagonista, de la génesis y producción de este imprescindible autor en el campo de la dramaturgia para niños y de títeres. La entrevista también se enriquece por el conocimiento y dominio del entrevistador acerca de los temas que aborda.

El Premio de Gráfica Tablas 2016, por mayoría de votos, lo mereció el fotógrafo Yasser Expósito, por su serie fotográfica de la puesta en escena Los caballeros de la mesa redonda, de Teatro del Viento.

La obra de Expósito presenta un acertado dinamismo compositivo. A través de su lente, el artista nos hace descubrir ángulos interesantes de la puesta en escena de Teatro del Viento. Las imágenes están compuestas con un ritmo, estructura y diálogo entre el observador y la muestra, lo cual hace del conjunto una pieza única y contemporánea. Presenta, además, un logrado equilibrio compositivo y una limpieza en sus encuadres, los cuales hacen más atractivos y descifrables los elementos y conceptos captados.

En tanto, el jurado del Premio de Dramaturgia para Niños y de Títeres Dora Alonso 2016, presidido por el actor y autor Maikel Chávez e integrado por  la actriz y dramaturga María Laura Germán y el escritor José Manuel Espino; decidió, por mayoría, declarar desierto el premio de la presente edición. Lo anterior se basó en que la respuesta a la convocatoria no fue representativa de la alta calidad del movimiento escritural dedicado a esta modalidad dramatúrgica en Cuba, y convencidos de que —ateniéndose a los textos presentados— ninguno haría justicia a un galardón que debe considerarse referencia en el teatro dirigido a la infancia, así como que las posibilidades de reescrituras de los mismos escapan de la valoración rigurosa que merece un premio de tal envergadura.

De similar manera, el jurado del Premio de Teatrología Rine Leal 2016, cuya presidencia recayó en la Premio Nacional de Literatura, Margarita Mateo Palmer, acompañada por la poeta y autora dramática Nara Mansur Cao y la teatróloga Karina Pino Gallardo; acordó, por unanimidad, declarar desierto el premio en este certamen.

Por su parte, el jurado de los Premios Nacionales de Dramaturgia Virgilio Piñera (octava edición) y Abelardo Estorino (segunda edición), correspondientes al pasado año, presidido por el escritor, guionista y autor dramático Arturo Arango, e integrado por el director teatral, actor y dramaturgista Julio César Ramírez y el dramaturgo, director y teatrólogo Abel González Melo, decidió por unanimidad que la obra ganadora del Premio de Dramaturgia Abelardo Estorino 2016,  concebido solo para autores menores de 35 años, es “Callejón Desagüe”,  de Laura Liz Gil Echenique.

Esa categoría se concede en colaboración con el Centro Cubano del Instituto Internacional del Teatro (ITI) y jerarquiza en esta ocasión “una obra  que presenta la vida de un grupo de personajes que viven bajo la presión constante de la Historia, un contexto deprimido y sus propias pasiones. Lo más notable de esta pieza es la manera como ese conjunto de voces se articula y el modo complejo y sutil en que se van desarrollando las relaciones entre los personajes principales”.  

El jurado decidió también reconocer como finalistas del premio mayor a las obras “El amor de los albatros”, de Maikel Rodríguez de la Cruz y “Los que no despiertan”, de Taimi Diéguez Mallo, y conceder el Premio de Dramaturgia Virgilio Piñera 2016 a la obra “Autopsia del paraíso”, de Roberto Viña Martínez.

En opinión del jurado, “esta pieza posee una estructura en caleidoscopio que va construyendo un inquietante relato escénico, relee un paisaje temático clásico de la dramaturgia cubana desde una óptica novedosa, con personajes muy bien construidos a través del lenguaje y la acción, cargados de enigma existencial, que luchan por encontrar el equilibrio entre sus contradicciones vitales y el entorno.