Las viudas de los jueves y otras incógnitas del cine argentino

Dirigida por el reconocido Marcelo Piñeyro, Las viudas de los jueves trae a la mente anteriores filmes argentinos, de temática criminal, y dirigidos por este importante cineasta. El amor gay entre ladrones y delincuentes de masculina apariencia en Plata Quemada (2000), o los tres hermanos acusados de haber matado a la joven y hermosa novia del menor de ellos, en Cenizas del Paraíso (1997), dejaron vestigios lo suficientemente poderosos en muchos espectadores cubanos como para valorar en serio la posibilidad de acercarse a Las viudas…, una de sus más recientes películas.

El filme forma parte de la Sexta Semana de Cine Argentino, programada entre el 7 y el 13 de julio, en la pantalla del cine La Rampa, en una muestra integrada por cinco largometrajes de ficción, un documental y una animación. La Semana se inaugura precisamente con la premier en Cuba de Las viudas… (2009), una coproducción hispanoargentina con actores de ambas nacionalidades, ya conocidos de Piñeyro, como Ernesto Alterio y Leonardo Sbaraglia.


Foto: Internet
 

La atracción de esta cinta proviene básicamente, además de las ilustres predecesoras antes mencionadas, de que Piñeyro se ganó en buena lid prestigio como uno de los grandes narradores del cine argentino desde los años 90 hasta el presente. Distanciado de postmodernismos epatantes y poses intelectuales, Piñeyro se hizo famoso gracias a títulos genéricos, atractivos para el gran público, como su ópera prima, el musical inspirado en la vida del cantautor rockero argentino José Alberto Iglesias Correa, Tango Feroz - La Leyenda de Tanguito (1993).

También resultó memorable en su filmografía Caballos salvajes (1995) y aquella huida por la Patagonia argentina, luego de robar una financiera, de un viejo anarquista y un joven empleado (Héctor Alterio y Leonardo Sbaraglia), durante cuatro días violentos y solidarios. Pero la consagración del cineasta llegó con Cenizas Del Paraíso (1997), ambiciosa descripción social y sicológica de la Argentina contemporánea mediante la historia no cronológica de tres hermanos y la supuesta participación de ellos en el asesinato de la joven hija de un inescrupuloso potentado. Estremecedoras y convincentes, la intriga y la denuncia no se distienden en casi ninguna secuencia, al tiempo que se vinculan los dramas personales, con visos de tragedia, y las simientes corruptas del entorno.

La filmografía de Marcelo Piñeyro se concentra no tanto en los excluidos y marginales de siempre (Kamchatka, 2002; El Método, 2005), como en el proceso mediante el cual la gente común sucumbe en los abismos de la violencia o la alineación. De este modo, sus mejores filmes muestran verdades ancestrales colisionando con los mandatos sociales, y personajes no integrados en el marco social que manifiestan una tremenda violencia, fuertemente ligada a un amor también enorme. 

En Las viudas… hay un barrio privado que se llama Altos de la Cascada. Allí aparecen tres cadáveres flotando en una piscina y el crimen conmueve a esa cerrada comunidad que se apresura a catalogarlo como accidente y a definirlo como tragedia e infortunio. Pero la revisión de las últimas actividades de las víctimas hace dudar sobre el carácter accidental de esas muertes.

En la Semana de Cine Argentino hay otros cuatro filmes de ficción. Resurrección (2015, Gonzalo Calzada) trata sobre un joven sacerdote, impulsado por una visión mística, que se dirige a Buenos Aires para asistir a las víctimas y enfermos de la epidemia de fiebre amarilla de 1871. Sin embargo, Kryptonita (2015, Nicanor Loreti) se interesa más por el presente que por el pasado, y muestra a un médico de guardia que pasa sus días y noches manteniéndose despierto a fuerza de pastillas hasta que, una noche, todo cambiará con la llegada de un grupo de ladrones.

Papeles en el viento (2014, Juan Taratuto) presenta a tres amigos que deberán hacerse cargo de la hijita de El Mono, y para eso van a idear una estafa impensada en el mundo de la compra y venta de jugadores de fútbol. En un ambiente más suave y tierno ocurre Abzurdah (2015, Daniela Goggi), cuyo argumento gira en torno a Cielo, una adolescente que conoce por internet a un chico nueve años mayor que ella, con quien inicia una relación y se enamora perdidamente.

La Semana también contempla la animación para adultos. En este caso libremente inspirada en la literatura de Julio Cortázar está Historias de Cronopios y de Famas, que muestra las tensiones entre las clases y los géneros, lo nacional e internacional, lo popular y lo formal, el color y el blanco y negro, lo figurativo y lo abstracto, contradicciones que reviven la eterna discusión entre opuestos representada por los imaginarios Cronopios y Famas creados por Cortázar.

El documental Calles de la memoria, de la consagrada Carmen Guarini, se acerca a un grupo de alumnos extranjeros que realiza en Buenos Aires un taller de cine de corta duración. La directora les propone trabajar en torno al tema de la Memoria y sobre una de sus expresiones de reciente visibilidad: unas baldosas en las veredas de la ciudad, colocadas para recordar a los desaparecidos por el Terrorismo de Estado.

Carmen Guarini es documentalista, investigadora y docente que realizó estudios de antropología y cine directo en París, y creó en 1986 la productora Cine-Ojo con Marcelo Céspedes, con quien comparte las labores de dirección, producción ejecutiva y guion de varios documentales. Entre sus colaboraciones más destacadas se cuentan H.I.J.O.S.: El alma en dos, premiado en La Habana; Tinta roja, que ganó el premio de la FIPRESCI en el festival de cine de Bombay; y Jaime de Nevares, Último viaje, premio de la OCIC en el festival de La Habana.

Del resto de la filmografía de Carmen Guarini vale mencionar Hospital Borda, un llamado a la razón; A los compañeros, la libertad; La noche eterna, y Una sola voz, entre otros. Desde 1991 dirige el Programa de Antropología Visual en el Instituto de Ciencias Antropológicas de la Universidad de Buenos Aires. Ella es huésped frecuente de la Escuela Internacional de Cine y TV, de San Antonio de los Baños, como profesora especializada en documental y cine-ensayo.