La tierra de las oportunidades

Como sus padres nunca fueron a la universidad, la norteamericana Carolyn Chimeri ha dedicado su vida a estudiar. Se consiguió un préstamo para matricular Historia y Ciencias Políticas en Penn State, una universidad de Pensilvania y, al terminar, un nuevo crédito le valió una maestría en la Universidad de Columbia en Nueva York.

A sus 29 años vive con su esposo, acogida en la casa de sus abuelos, pues no puede pagarse la renta, y tiene la tremenda oportunidad de pasarse el resto de su vida intentando pagar los 156 000 dólares de la deuda que contrajo por su empeño en estudiar.