¡La Maquinaria contrataca!

No es una sorpresa, más bien un acontecimiento esperado: Formell y los Van Van lanzan un nuevo disco, el primero en incluir temas de estreno —de punta a cabo— desde la muerte de su líder y fundador, Juan Formell. Legado, como se titula el álbum, incluye 14 tracks compuestos —entre otros— por integrantes de la propia orquesta como Abdel Rasalps “El Lele”, Roberto Hernández “Robertón”, Armando Cantero “Mandy” y no podría faltar, claro, la firma del maestro Juan Formell.


 

Legado representa la continuidad de la música hecha por los Van Van en sus años de fundada, dijo su actual director, Samuel Formell. Tratamos de recuperar la sonoridad de los setenta y los ochenta y, al mismo tiempo, de construir una música que se atempere a las tendencias actuales.

De acuerdo con Jorge Leliebre, arreglista del fonograma, distinguen a esta entrega sus intenciones armónicas, el uso del teclado con otra tímbrica y una producción de arreglos más “agresiva”, con un movimiento jazzístico.

“Pienso que el músico, en el ámbito personal, debe estarse actualizando y viendo qué sucede, no solo en Cuba sino mundialmente, y eso —hasta cierto punto— hace que vaya cambiando el lenguaje musical, afirmó a La Jiribilla. Esa puede ser una diferencia con los otros discos, aunque vale decir que ya con Juan se estaban haciendo cambios de este tipo”.

“El songo es su principal legado, y es la base del álbum. A partir de ahí se trató de buscar variaciones, que fue lo que hizo Juan durante toda su vida: empezó con violín y flauta, después incluyó los trombones, usó todos los teclados… siempre estuvo en busca de cosas nuevas”.

Por su parte, Roberto Hernández “Robertón” —autor de tres temas del disco— nos comentó que esta es una producción a la memoria del maestro Juan Formell, que defiende su modo de hacer y entender la música. Sobre el proceso de composición de los temas explicó que la orquesta sigue la enseñanza de su fundador, escribiendo siempre la mayor parte e imprimiéndole el carácter de cada cual.

Con cubierta de Michel Mirabal y bajo el sello de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales, Egrem, Legado viene a entregarse como otro producto genuinamente vanvanero, genuinamente cubano. El resultado no podría ser diferente tratándose de una de las orquestas más populares de la Isla, y más que eso, representativa tanto de sus tradiciones musicales, como del afán de renovarse constantemente. Una vez más, La Maquinaria contrataca y nos recuerda que “nunca se va a parar”. De que Van, ¡van!