La Habana es cine, es Festival

Desde anoche, el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano conquista otro diciembre en La Habana. Esta vez en su edición 38. Esta vez dedicado al maestro Julio García Espinosa y a los 30 años de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (EICTV).

El Teatro Karl Marx se vuelve imagen: hermosas mujeres de la cinematografía cubana; Fidel en la clausura del VII Festival en 1985; Fidel con la idea de crear una escuela de cine para estudiantes latinoamericanos y caribeños; Fidel a pie de obra, escudado por Fernando Birri y Gabriel García Márquez; Fidel en la inauguración, finalmente, de una institución que ha graduado a miles de cineastas de más de un continente; Fidel como custodio del acta de nacimiento de la Escuela de Tres Mundos; Fidel asegurando que esa escuela “durará cuanto dure la Revolución, y la Revolución será eterna”.


Foto: Archivo CREART


El homenaje al líder, interrumpido a cada rato por los aplausos, se detiene luego en Julio, el querido, el documentalista excepcional, el pionero de El Mégano, el imprescindible, el que también perdiera forma física este 2016.

Iván Giroud, presidente del Festival, pronuncia las tradicionales palabras de apertura, y hace énfasis en todas estas cosas y más: en el rescate de la cinematografía nacional y la proyección de clásicos restaurados que se exhibirán durante los diez días del evento.

ivan giroud
Iván giroud. Foto: Yander Zamora


Un Coral de Honor llega entonces a las manos de Susana Molina, directora de la EICTV y a 30 estudiantes que la acompañan en el escenario que es, de repente, escenario de todos los mundos.

Y luego está la película. Por tercera ocasión consecutiva, un filme argentino es el encargado de cerrar la noche de apertura del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. Los actores Andrea Frigerio y Dady Brieva presentan El ciudadano ilustre, cinta de este año dirigida por Gastón Duprat y Mariano Cohn que lleva ya poco más de un millón de espectadores desde su estreno el pasado mes de septiembre.

Solamente el principio: 437 filmes que circularán por los cines de la capital en tan solo 10 días, programación que estará muy bien complementada con encuentros, conferencias, talleres, clases magistrales y presentaciones de libros y otras publicaciones. Más de una semana entonces, para ponerse al día con el nuevo cine de la región y producciones de países de todo el mundo a través de las muestras colaterales.