La guerra se libra hoy tambiƩn por el ciberespacio.

Pedro Santander, periodista chileno.
 

Sabemos que la guerra se libra hoy por aire, mar y tierra, pero también por el ciberespacio; es lo que nuestro Comandante Chávez nos recordaba cuando nos decía que teníamos que estudiar la guerra de cuarta generación, cuando nos decía que teníamos que meternos en la guerra comunicacional.

También compartimos, junto con Venezuela, estar en el centro de la mira del imperialismo y de las fuerzas reaccionarias. Nuestros pueblos comparten esa experiencia de situarse, en un momento de la historia, a la vanguardia de los procesos de liberación y por lo mismo, de vivir la injerencia imperialista. Nuestra experiencia de liberación —la chilena y la venezolana— tiene impactantes similitudes; a nosotros nos atacaron por los mismos frentes que los están atacando a ustedes: el sector productivo, la moneda, el bachaqueo, el mercado negro, el dólar paralelo, el desabastecimiento y, por supuesto, por el frente mediático-comunicacional.


Foto: Internet


Es esencial que Venezuela resista y triunfe, porque nos nutre a todo el continente, porque desde todo el continente los miramos siempre a ustedes, compañeros, y nos fortalecemos con cada una de sus victorias.

Hoy lo sabemos mucho mejor que en el tiempo de Allende: la lucha tiene una dimensión fuertemente comunicacional. Tanto a Allende, como a Chávez, y ahora al presidente Maduro, se les dice lo mismo, se les ataca lo mismo: que si la libertad de expresión, que si dictadores, que si falta de control de prensa, que si falta de información de prensa y demás mentiras que bien conocemos (…).  Sin embargo, hoy el pueblo de Venezuela se está preparando profesional, técnica, política y militantemente en el terreno de la comunicación, y en estos días específicamente en la comunicación digital; eso no  alcanzamos a hacerlo en Chile.

El 80% de la comunicación mundial está a en manos de seis corporaciones (…). Se ha conformado una alianza sin precedentes entre Estado, complejo militar e industria de la comunicación. Esta alianza ha logrado crear un imperio de la vigilancia también sin precedente en la historia de la humanidad.