La Estrella que estuvo entre sombras

El presidente de Irlanda, Excmo. Señor Michael D. Higgins, presentó hoy en la fortaleza San Carlos de La Cabaña El crimen del Estrella del Mar, libro del investigador Joseph O´Connor que toma como fundamento la hambruna que azotó ese país a mediados del siglo XIX. El título, dijo, rompe el silencio sobre un evento trágico y demasiado traumático para recordar y desafía cualquier nomenclatura. Es en parte novela histórica, epopeya victoriana, misterio intrigante; lo que demuestra la capacidad de O´Connor para abrir nuevos caminos en su escritura y resultar un autor brillante y realista.

Convertido en un bestseller desde su primera impresión en 2004 —800 mil copias vendidas ese año solo en el Reino Unido—, este volumen ha encabezado las listas de  “libros para recordar”, “clásicos vintage” y “libros del año” que emiten servicios como el de la biblioteca pública de Nueva York y publicaciones como la francesa Le Point y la inglesa Sunday Times.



 

En palabras del presidente irlandés, El crimen… nos entrega una confrontación desgarradora, valiente e imaginativa de uno de los momentos más sombríos de nuestro pasado. Es un trabajo clave para entender la sociedad en la que vivimos y estamos retados a cambiar.

Añadió que aunque la gran hambruna de Irlanda ha sido ampliamente explorada por la historiografía del periodo, no existen grandes obras literarias inspiradas en ella, a punto de ser catalogada como el eslabón perdido de la tradición literaria irlandesa.

O´Higgins, quien elogió la traslación del texto al español, comentó que su publicación en Cuba (por la Editorial Arte y Literatura) es una magnífica oportunidad para el intercambio cultural entre los dos países, y espera que las traducciones sigan sucediendo en ambas vías.

Joseph O´Connor, por su parte, explicó que este es un libro “leído de muchas maneras”. En conferencia de prensa, hace unos días, confesó que presentarlo en la Feria cubana es un sueño hecho realidad.

Se trata de una historia de resurgimiento —refirió—, de personas que buscan nuevas relaciones en momentos de crisis y tratan de hallar nuevas posibilidades. Es una metáfora de la sociedad. El barco que viaja desde Liverpool a Nueva York y hace escala en Irlanda, recogiendo emigrantes, es una especie de microcosmos: hay personas de primera clase y otras que trabajan muy fuerte y son apenas tratadas como esclavos.

“Es una relato de misterio, pero también de amor, que toma elementos del canon clásico de la novela histórica. Aborda la hambruna de proporciones bíblicas que sucedió en Irlanda a mediados del siglo XIX y que luego se perdió en la historia y en la literatura de no ficción; incluso nuestras grandes voces, como James Joyce u Oscar Wilde, no lo mencionan.

“Con el boom económico sucedió lo contrario —añadió—, las personas comenzaron a emigrar a mi país. De modo que es un momento importante para traer este relato y analizar lo que significó en términos económicos y sociales”.

Sobre su presencia en Cuba comentó que las similitudes entre su nación y la Mayor de las Antillas le hacen sentir un interés particular: “Vengo de Irlanda, una pequeña isla con una gran historia de revoluciones que ha estado por muchos años a la sombra de otros países más poderosos. Por esos motivos siento una gran afinidad con Cuba y un interés solidario”.

El crimen…  —segundo volumen de un autor irlandés publicado en la Isla después de Ulises, de James Joyce—, ha merecido premios como el italiano Giuseppe Acerbi para Nueva Literatura, el francés Millepages para Ficción Extranjera, y el Prix Littéraire Européen Madeleine Zepter, por Mejor Novela del Año.