La Editora Abril en la Feria: ensayística y literatura de autores cubanos

Publicar para niños y jóvenes ha sido el cometido de la Editora Abril durante décadas. Y lo es todavía, a partir de la producción de una gran diversidad de títulos y desde sus seis revistas, enfocadas hacia temáticas específicas o dirigidas a grupos etarios definidos.

Con este, su perfil, se presenta en la 26 Feria Internacional del Libro. ¿La diferencia? Un mayor número de textos que el año anterior: cerca de 15 títulos nuevos, más variedad de literatura infantil y juvenil, y para adultos, además de los Premios Abril y Calendario.

De estos últimos, siempre otorgados a autores jóvenes, estarán a disposición del público cinco títulos: Chunga Maya (ciencia ficción), de Alejandro Rojas Medina; Rapsodia bohemia (narrativa), de Yeney de Armas; Plantas invasoras (poesía), de Antonio Herrada; No hay tiempo para festejos (narrativa infantil), de Diana Castaños, y Rehabilitación de la memoria histórica: Lunes de Revolución en el campo intelectual cubano (1959-1961) (ensayo), de Grethel Domenech. Estas obras serán presentadas el día 15, a las cuatro de la tarde, en la Sala Nicolás Guillén de la Fortaleza de La Cabaña.

Sobre la colección, que se identifica visualmente por la sobriedad y elegancia de sus diseños, Javier Dueñas, director de la Editora Abril, dijo que este año se trabajó con organización, tanto en la labor editorial como en la impresión de los textos. “Acudimos a Palco, aunque nos costara más caro, y obtuvimos resultados muy satisfactorios, a diferencia de experiencias que tuvimos con otras imprentas anteriormente”.


Javier Dueñas, director de la Editora Abril Foto: Cortesía de la autora


Por otra parte, Chimbe, de Olga Montes Barrios; Las minas del olvido, de Víctor Hugo Pérez Gallo, y Rebeca Remedio y los niños más insoportables del mundo, de Rubén Rodríguez González, son los Premios Abril disponibles para este encuentro con el libro. “Los vamos a presentar el día 12 de febrero, también en la Sala Nicolás Guillén, a las diez de la mañana, donde será lanzada la convocatoria para el presente año, en ambas categorías”.

“Se trata de un concurso —precisó Dueñas— que hacemos tradicionalmente para la publicación de textos de autores jóvenes, destinados a lectores de sus edades y a los niños. Estos libros también se imprimieron en Palco. Tienen muy buena factura e ilustraciones, gracias, en buena medida, al trabajo de los artistas de la plástica que laboran en las publicaciones seriadas de la Editora”.

Sin embargo, los próximos libros del Premio Abril van a contar con innovaciones en el estilo del diseño y tipo de ilustraciones, a partir de las sugerencias de la tesis de un graduado del Instituto Superior de Diseño centrada en el tema. “Pienso que esos futuros textos van a estar a la altura de la intensidad y dinamismo de nuestro movimiento de escritores jóvenes”, dijo Dueñas.  

Asimismo, el directivo aseguró la presencia en la Feria de tres nuevos libros de literatura infantil: Cuentan que Penélope II, La bruja Manola y Mariana y la Internet, y de un paquete de ocho posters, juegos de barajas que relacionan sitios de Cuba con la vida y obra de José Martí, un componedor de matemática y cuatro libros “acordeones”, también ilustrados por algunos de los creadores de la editorial.

“Estos, junto a los de colorear, los presentaremos en un espacio llamado Merienda de locos, de la Sociedad Cultural José Martí, el martes 14 de febrero, a las 11 de la mañana. La actividad será conducida por Dayana Deulofeu, de la sección infantil de la revista Buenos días.

Textos más literarios como las dos antologías de cuentos (con selección y prólogo de Rafael Grillo) Isla en rojo. Historias cubanas de vampiros y otras criaturas letales e Isla en rosa. Historias cubanas de amor y sus desdichas —precisa el director de la Editora Abril— abren otras ventanas a la producción más actual de jóvenes escritores cubanos en esos dos temas.

“Una veintena de ellos son los que más están pujando en el país en estos momentos. El primer libro citado es muy simpático e interesante; sus apropiaciones, muy sensuales y cubanas. Así cierra la trilogía Isla en negro, Isla en rojo e Isla en rosa”.

Otro atractivo entre nuestras ofertas —subrayó Javier Dueñas— es Bolívar. Época de amar, una selección de cartas entre el Libertador y Manuela Sáenz que será presentado el viernes 10, a las cinco de la tarde, en el Salón de Mayo del Pabellón Cuba, con el incentivo de un concierto en vivo de Waldo Mendoza.

“En el amor, como sentimiento universal, y en la relación tan fuerte que tuvieron Bolívar y Manuela, el músico se inspiró para componer diez melodías que integran un disco producido por la EGREM y que acompaña al libro. Es parte de un proyecto que llegó a nuestras manos porque Mendoza y sus representantes están interesados en estimular la espiritualidad, los idilios, los piropos, a partir de la lectura de pasajes interesantes e íntimos de los grandes próceres y sus esposas. Pienso que en un futuro podríamos hablar de la correspondencia de Ignacio Agramonte y Amalia Simoni, por ejemplo”.

Añadió Dueñas que, posteriormente, el libro y el disco integrarán una multimedia que también contemplará las obras pictóricas de un grupo de estudiantes de la Academia San Alejandro. Algunos de ellos, inspirados en los textos y la música, hicieron una exposición en la primera presentación de esta obra literario-musical. “Creo que en el futuro nos veremos obligados a hacer una segunda edición de este texto, porque ya tiene mucha demanda en Cuba y en otros países como Ecuador y Venezuela”.

Para los amantes de los estudios económicos y políticos en el país —agregó Dueñas— presentaremos dos títulos: Hacia una cultura del debate. Dialogar, dialogar y Los desafíos de la integración en América Latina y el Caribe, de Abel González Santamaría, que recibió Mención honorífica del Premio Libertador al Pensamiento Crítico (2015).

¿Cuáles serán los escenarios de venta de los libros de la Editora Abril?

Vamos a tener dos puntos fundamentales. Volvemos al stand C9, sitio habitual de la Editora en La Cabaña. Además está nuestra tienda, ubicada en Prado y Teniente Rey (frente al Capitolio), que igualmente tendrá todas las publicaciones, abrirá a partir de las nueve de la mañana y hasta las seis de la tarde. Como este año regresa a la Feria la librería central, nuestras producciones también estarán allí.

Otras actividades que desee destacar...

Las presentaciones en el Pabellón Cuba, el viernes 17, a las tres de la tarde, de Isla en rojo. Historias cubanas de vampiros y otras criaturas letales; Las aventuras del otro Cristóbal Colón, de Néstor García Iturbe, y El invisible, de José León Díaz. En este mismo escenario, pero al día siguiente, a las cuatro, llevaremos los Premios Calendario. Además, hay un espacio dedicado al tema culinario en la sala I5, en la Fortaleza, cerquita de la capilla, donde será presentada la novela Laurel y orégano, de Marié Rojas Tamayo.

También agasajaremos a la revista Somos Jóvenes por su cumpleaños 40, el viernes 17, a las dos de la tarde, en la sala G3, y a Alma Mater, que en noviembre llegará a sus 95 años. Esta celebración será el sábado 11 de febrero, a las 10 de la mañana, en la Sala G3. Son espacios creados por la dirección de publicaciones seriadas de la Cámara cubana del libro, que propicia el encuentro con los colectivos pasados y presentes de las publicaciones.

Canadá. De mar a mar, una monografía del país invitado de honor a la Feria, escrita por un colectivo de autores y a cargo de la Editora Abril, será presentada el domingo 19. Otros, como La vida real, de Miguel Barnet, y Las vidas que tengo, de Alina Perera, tuvieron su premier en ocasiones anteriores al evento del libro en Cuba.

¿Cómo prevé el futuro de las producciones de la Editora Abril?

En los últimos días se nos han abierto un grupo de posibilidades con la industria. Hemos visto, por ejemplo, cómo se han concretado producciones en Oriente y los libros han quedado muy bien. Eso nos satisface mucho. Entonces vamos a contratar trabajos con Artes Gráficas de Holguín, de Palma Soriano, y con el poligráfico Osvaldo Sánchez, que está relacionado con nosotros a través de la revista Juventud Técnica. Creo que nos hallamos en una situación más esperanzadora que en otros periodos precedentes. Y no tengo dudas que, para la Editora Abril, esta va a ser una feria mucho mejor en lo organizativo, financiero y comercial.