La cultura ha de vivir en cada rincón del país

Con un llamado a fortalecer las instituciones culturales, sostener la democratización que hemos logrado en la enseñanza artística y a aprovechar los recursos formados por más de cinco décadas, concluyó este viernes el balance anual del Ministerio de Cultura, presidido por su titular, Julián González, y al que asistió Miguel Díaz-Canel, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

González identificó, además, a la programación como el problema fundamental para la Institución que preside a nivel nacional, en tanto “es nuestra prioridad”.

Asimismo, destacó la necesidad de prestar un particular interés a las prioridades de cada territorio en el ámbito cultural.

Por su parte, Abel Prieto, Asesor del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, definió a la cultura como “un fenómeno integral” e insistió en llevarla a todas las comunidades.

El exministro de Cultura reflexionó acerca de que vivimos momentos en los que se pretende “agrietar” a las instituciones, de ahí que sea imprescindible establecer relaciones “sobre principios éticos” y desde la comunicación entre la institución y el creador.

“Si las instituciones se desmantelan no habría jerarquía. Tenemos que trabajar por reformar las jerarquías culturales y artísticas a través de las instituciones, que son las únicas capacitadas para ello”, argumentó.

En el debate sostenido en el capitalino Palacio de Convenciones, trascendió, igualmente, la urgencia de trabajar de conjunto en la preparación de nuevos especialistas en los diferentes ámbitos de la cultura, junto a la necesidad de capacitar a las jóvenes generaciones y mantener viva la creación en todo el desempeño del sector cultural.

Se abordaron también asuntos referentes a la protección y conservación del Patrimonio, al fomento de una cultura del debate entre los artistas y los diversos públicos, así como de hábitos que estimulen el pensamiento.