La Constituyente: una herramienta de paz

La Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad desea felicitar al pueblo venezolano por la lección de democracia que brindara durante la votación para la Asamblea Nacional Constituyente.


“Profundizar el poder popular y la justicia social”. Foto: Telesur


Frente al intento, por parte de la derecha nacional e internacional, de generar odio y terror para impedir, mediante el miedo, el ejercicio democrático del voto, el pueblo salió a las calles para decir no a la violencia, para decir sí a una Asamblea Nacional Constituyente como herramienta para la paz, como forma de profundizar la democracia participativa y constitucionalizar los avances que ha tenido desde 1999 con la asunción del Comandante Hugo Chávez Frías a la presidencia.

Mención aparte merece la obscena injerencia imperial (como ha reconocido la propia CIA sin el menor sonrojo) y la amplificación, incitación y legitimación, que de la violencia hacen las trasnacionales de la (des)información.

No solo reconocemos los resultados y los más de 8 millones de votos del pueblo venezolano, sino que condenamos cualquier intención, presente o futura, de desestabilizar al gobierno legítimo que encabeza Nicolás Maduro Moros, así como la propia instalación de la Asamblea Constituyente. Llamamos a los pueblos de nuestra América a repudiar con la mayor energía la complicidad de los gobiernos de derecha de la región con las graves acciones golpistas e intervencionistas de Washington contra Venezuela.

Nosotros y nosotras también decimos sí a la Constituyente como forma de profundizar el poder popular y la justicia social, herencia del Comandante Hugo Chávez que siempre luchó por una Venezuela y una América Latina digna y soberana.

En tal sentido, subrayamos la importancia de saber en esta hora crucial cuál es el lado correcto de la lucha de clases en Venezuela y en Latinoamérica y el Caribe; para nosotros es y será siempre enfrentar al imperialismo y defender la soberanía política, económica y territorial de Venezuela y de todos los países de Nuestra América.