La Cinemateca de Cuba está de fiesta

Apenas un año después de haberse creado el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), hace 57 años, nació la Cinemateca de Cuba, institución que atesora y promueve los más descollantes filmes de la producción nacional e internacional.

Según Luciano Castillo, su actual director, este cumpleaños será celebrado dos días después de la fecha fundacional: el 8 de febrero, a las seis de la tarde, en el cine 23 y 12, y podrán participar en el festejo todos los interesados.

foto del Cine 23 y 12 sede de la Cinemateca de Cuba
 El Cine 23 y 12, sede de la Cinemateca de Cuba. Foto: Internet


La Orquesta de Cámara de La Habana interpretará temas clásicos de la música cubana y universal en una función especial de gala, como parte de un amplio programa cultural concebido para conmemorar este aniversario. Además, ese mismo día se presentará el documental La primera función, una compilación de los cortos que se exhibieron originalmente en la presentación inaugural del Cinematógrafo Lumière, el 28 de diciembre de 1895.

“Elegimos este material porque el reciente 24 de enero se cumplió el 120 aniversario de la llegada del cinematógrafo a Cuba y de la primera función de cine, desarrollada en un local aledaño al Teatro Tacón, hoy Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Después, en calidad de estreno, exhibiremos una versión restaurada, definitiva, del clásico El Chicuelo, de Charles Chaplin”, explicó Luciano Castillo.

Antecede a dicho programa inaugural, la exhibición de los cuatros títulos restaurados del cine cubano, presentados en la pasada edición del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, en la sección “Clásicos restaurados”. Ellos son Memorias del subdesarrollo, Los sobrevivientes y Una pelea cubana contra los demonios, de Tomás Gutiérrez Alea, y Retrato de Teresa, de Pastor Vega.

Otros títulos de la cinematografía nacional ―adelantó el director de la Cinemateca― están en proceso de restauración: La Virgen de la Caridad (1930), de Ramón Peón; Estampas habaneras (1939), de Jaime Salvador; La serpiente roja, el primer filme sonoro cubano, de Ernesto Caparrós; Casta de robles, de Manuel Alonso, y Cuba Baila, de Julio García Espinosa; además del primer Noticiero ICAIC. “Es muy probable que estos títulos queden terminados para diciembre y podamos disfrutarlos en la próxima edición del Festival de Cine de La Habana”.

Según Castillo, varios países y representantes de los Festivales de Guadalajara y el de Cartagena y del Museo de los Ángeles, así como de la isla de Hong Kong se han mostrados interesados en exhibir Memorias del subdesarrollo, por ese redescubrir de la película.

“Por otra parte, esta festividad incluye también una sólida oferta: la exhibición en la Sala Charlot de filmes estrenados el pasado año 2016, hecha por los críticos de la Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica, y los 100 mejores filmes del nuevo milenio, según una encuesta recientemente desarrollada por la BBC. Estos últimos serán presentados en la sede de la Cinemateca, el cine 23 y 12.