Yo veo el béisbol como el corazón de los cubanos