Israel Rojas

Mira esto (señala a la multitud reunida cerca de la Plaza de la Revolución), una imagen vale más que mil palabras y un hecho vale más que mil imágenes. La gente no ha venido solamente a despedir a Fidel, sino a celebrar su vida. Hemos venido por convicción, porque sentimos que una parte importante de nuestra vida ha estado marcada por la impronta y el pensamiento de Fidel, porque muchos sueños nuestros, o de nuestras familias, lograron encauzarse gracias a su pensamiento.

Fidel trascendió el estrecho marco de un político para convertirse en parte de la cultura cubana, su pensamiento, su iconografía; y regresará más de una vez, lo veremos en las marchas de los pueblos, cuando los movimientos sociales se rebelen; veremos muchas fotos de Fidel, junto al Che, a Chávez…, porque es un símbolo de rebeldía muy grande.Estoy convencido de que su legado está en el corazón de la gente.