Iconos bizantinos e instalaciones cubanas en Bellas Artes

Dos nuevas muestras transitorias para abrir el año propone el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA): Veinte iconos post-bizantinos, a partir del 27 de enero, y Ji, ji, ji (apóstrofe), del artista de la plástica Luis Gómez Armenteros, que será inaugurada el 3 de febrero.

Al respecto de esta última, constitutiva de ocho instalaciones, el versátil creador cubano graduado del Instituto Superior de Arte (ISA) en 1991, comentó que se propuso establecer un diálogo analítico con la institución Arte y con el museo en particular. De ahí que el título de la expo simbolice una especie de risa cínica.

foto del Museo Nacional de Bellas Artes
Museo Nacional de Bellas Artes. Cuba. Foto: Internet


“La muestra representa el interés que tengo por el movimiento de arte contemporáneo, la sociedad artística contemporánea, y la función del museo dentro de esta. Ello se expande a las relaciones de poder dentro de la sociedad artística, a los micropoderes que definen lo que es el arte y qué tipo de arte se debe hacer”, explicó Gómez.

El artista, quien es deudor del conceptualismo y ha empleado a lo largo de su trayectoria creativa un amplio diapasón de técnicas y medios, lleva en la actualidad la dirección de la Cátedra Laboratorio de Nuevos Medios en el ISA.

El MNBA ha coleccionado su obra desde inicios de los años 90, la cual forma parte de su exhibición permanente desde 2001. Gómez ha participado en prestigiosos espacios de arte a nivel internacional, como la edición 49 de la Bienal de Venecia, Italia; el Samuel Dorsky Museum of Art, New York, EUA; el Ludwig Forum für Internationale Kunst, Aachen, Alemania; el Barbican Center, Londres, UK; y la Bienal de La Habana, entre otras importantes sedes. Su obra se encuentra en colecciones de Alemania, Estados Unidos, México, Holanda y Japón.

Por su parte, la exhibición Veinte iconos post-bizantinos, curada por el especialista Manuel Crespo, se conformó a partir de obras pertenecientes a colecciones del Museo que no cuentan con espacios para ser mostradas de manera permanente. El conjunto de iconos del MNBA corresponde al periodo post-bizantino e incluye piezas producidas desde fines del siglo XVII hasta principios del XX.

La muestra, que se inaugurará en la Sala Transitoria del Edificio de Arte Universal, reúne una selección de piezas rusas y del ámbito griego correspondientes a los periodos moderno y contemporáneo. Se incluyen, además, un retrato de Fayum del siglo II considerado el antecedente de los iconos bizantinos, y una pintura italiana del siglo XIV de estilo gótico, testimonio de las influencias de la última edad de oro del arte bizantino sobre los pintores occidentales, antes de la conquista de Constantinopla por los turcos a mediados del siglo XV.

Para los espectadores que aún no han tenido la oportunidad de apreciarlas, continúan también las exposiciones Ele Nussa, su letra, su arte su música; Michelangelo Pistoletto, y Abstractivos.