Honor a quien honor merece

A propósito del Día del Trabajador de la Cultura este jueves 14 de diciembre, el Memorial José Martí acogió la premiación “Maestros de Juventudes”, máxima condecoración que otorga la Asociación Hermanos Saíz (AHS) a quienes constituyen un paradigma de la nueva hornada de creadores cubanos. El certamen estuvo presidido por el funcionario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Alpidio Alonso Grau; la primera secretaria del Comité Nacional de la UJC, Susely Morfa González; el ministro de Cultura, Abel Prieto Jiménez; el vicepresidente de la UNEAC, Luis Morlote Rivas y el presidente nacional de la AHS, Rubiel García González, además de otros dirigentes del Partido Comunista de Cuba, la Unión de Jóvenes Comunistas, del Ministerio de Cultura y artistas miembros de la AHS.
 

La actriz Corina Mestre, una de las distinguidas.
 

El galardón fue entregado con merecida justeza a la Premio Nacional de Periodismo “José Martí” Marta Rojas; al director, productor, arreglista y compositor Joaquín Betancourt; a la artista de la plástica y Diploma al Mérito Artístico del ISA Flora Fong; a la actriz y Premio Nacional de Enseñanza Artística Corina Mestre y al director, locutor, musicalizador, director y Premio Nacional de la Radio, Iván Pérez Ramírez.

En nombre de los homenajeados Corina Mestre agradeció tal distinción y reconoció la responsabilidad en la labor de la enseñanza. Rememoró a los padres fundadores Varela Martí y Fidel, y se refirió a ellos como “lenguas llameantes”.La destacada actriz cerró su intervención cuando concluyó: “Acepto esta invitación, al igual que mis compañeros, a seguir en compañía de los más sabios, los virtuosos, y a su vez los más humildes cantores que han entonado y entonan la vigorosa polifonía de la tierra cubana”.

Rubiel García González, presidente de la AHS, felicitó a los galardonados y se refirió, con especial énfasis, a la convocatoria del III Congreso de la AHS próximo a realizarse en octubre de 2018. Destacó la labor de este gremio en su afán de reunir lo más valioso de la juventud de nuestra nación y las excelentes relaciones que con la dirección de la Revolución ha mantenido desde su génesis.  

La música no dejó de deleitar este momento. De ello se hizo cargo el grupo de pequeño formato Proyecto H. Dos temas instrumentales A mis amigos y La Catedral amenizaron con frescura y sencillez musical la velada.