Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso concluye festejos por sus 180 aƱos de fundado

El Ballet Nacional de Cuba (BNC) protagonizará la gala de cierre de las celebraciones por los 180 años de fundación del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, anunció la dirección de este coliseo.

Según el subdirector técnico artístico del teatro activo de mayor antigüedad en Latinoamérica, Ernesto González, el próximo 15 de abril se clausurará un año de festejos con un espectáculo mixto que permitirá apreciar el segundo acto del clásico El lago de los cisnes, entre otras creaciones danzarias.

Por iniciativa de la directiva del coliseo, ese día el personal de la institución vestirá trajes alegóricos al siglo XIX a fin de evocar la época en la cual fue inaugurado.

A propósito de los tributos por el 180 aniversario, el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso
incorporó una nueva modalidad de visita. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

 

En el transcurso de 2017 y en 2018 hasta ahora, distintas actividades conmemoraron la creación de la codiciada plaza escénica, entre ellas exposiciones de artistas plásticos de diversas nacionalidades y un ciclo de conferencias sobre la historia del teatro, a cargo de distinguidos académicos.

También, se celebraron los cien años del nacimiento del coreógrafo cubano Alberto Alonso y los 50 de que montara su obra de mayor trascendencia, Carmen.

González recordó entre los logros más recientes la colocación de una estatua de bronce de la legendaria bailarina cubana Alicia Alonso, erigida por los escultores José Villa Soberón y Gabriel Cisneros, así como un libro con la historia del teatro, elaborado por el historiador Francisco Rey Alfonso.

A propósito de los tributos por el 180 aniversario, el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso incorporó una nueva modalidad de visita, con el propósito de exhibir mejor sus atractivos ante el público cubano y extranjero.

Los visitantes al coliseo disponen de la modalidad de Teatro por dentro, un recorrido especial por el interior de la institución que les permite conocer espacios y áreas de trabajo a los que habitualmente no tienen acceso a través de las visitas guiadas.

Por ejemplo, los interesados pueden conocer dónde se desarrolla todo el proceso de preparación de los espectáculos que están a punto de convertirse en funciones.

Todos los viernes, en el primer recorrido, el visitante tiene la oportunidad de apreciar las zonas de labores especializadas como el escenario, el área técnica, los sótanos, la cubierta del teatro y los camerinos, incluyendo el que regularmente utilizó la Alonso.

En esos lugares se descubre la rudimentaria plataforma empleada para desaparecer a Giselle sobre la tumba al final del ballet, entre otras curiosidades.

Según la directiva del coliseo, la modalidad busca propiciar el acercamiento entre el público y la institución mediante la historia, el funcionamiento del teatro y la tradición artística acumulada durante 180 años de existencia.

El escenario ha acogido a actrices de la talla de Sarah Bernhardt, Eleonora Duse, los cantantes Enrico Caruso y Pablo Casals, las bailarinas Fanny Elssler y Anna Pavlova, los músicos Luis Moreau Gottchalk, Teresa Carreño, Claudio Brindis de Sala, Ignacio Cervantes y Ernesto Lecuona, entre muchos.
 

Tomado de  Prensa Latina