“Gracias al libro, el fruto más acabado del ser humano”
Foto: Cortesía Nadia Herrada Hidalgo
 

El Premio Nacional de Edición 2015 fue entregado en la sala Nicolás Guillén de San Carlos de la Cabaña, a la editora, poeta, guionista y narradora Olga Marta Pérez Fernández, directora de Ediciones Unión.

El jurado, presidido por Eliana Dávila, Premio Nacional de Edición 2014, estuvo integrado, además, por Marilyn Bobes, Vitalina Alfonso, Daniel Díaz Mantilla y Enrique Pérez Díaz. En el acta de premiación se destacó la trayectoria continuada en la gestión de proyectos editoriales de Olga Marta, así como su actividad incansable en la promoción de textos fundamentales para la literatura nacional.

El Ministro de Cultura, Julián González, hizo entrega a la premiada del Diploma, obra de la artista de la plástica Ileana Mulet. Por su parte, el poeta Sigfredo Ariel dio lectura a las palabras de elogio de Marilyn Bobes, quien afirmó que “pocas veces se ha reconocido una labor tan integral como la de Olga Marta Pérez”. En este sentido, la escritora hizo referencia a la labor de la Premio Nacional de Edición en la Editorial Unión, que dirige desde 2003; su rol como descubridora de talento, así como gestora y promotora cultural; “su envidiable capacidad de trabajo y su búsqueda de equilibrio entre la calidad y nuestro imperante mercado”.

Olga Marta dedicó sus palabras de agradecimiento a quienes la guiaron e inspiraron, al jurado y a sus compañeros de Unión, pero sobre todo al libro, “que es quien nos reúne en esta Feria, que es aventura perenne. (…) Gracias al libro, que prevalecerá porque es, a fin de cuentas, el fruto más acabado del ser humano”.

Desde 1980, la destacada editora ha estado vinculada a la edición, con una extensa trayectoria desempeñada en diversas editoriales como Orbe, Gente Nueva, Abril, Capitán San Luis y Unión. Igualmente, ha colaborado con Letras Cubanas, Caminos y otras empresas productoras de libros en Ecuador, Australia y Puerto Rico. Ha sobresalido también por su obra como autora de libros para niños y jóvenes, tanto en narrativa como en poesía.

El Premio Nacional de Edición fue instituido en 1998 por el Instituto Cubano del Libro (ICL) como reconocimiento a la obra de notables editores que, de manera sobresaliente, contribuyen a prestigiar el universo editorial cubano.