Gloria al revolucionario Fidel Castro

Fidel Castro entra al panteón de los más grandes revolucionarios del siglo XX, aquellos que iniciaron la salida de la humanidad del infierno del capitalismo imperialista.

Fue el catalizador de todas las aspiraciones de su pueblo. Fidel, junto a sus más cercanos compañeros: Che Guevara, Raúl Castro y todos los militantes del Partido Comunista, pusieron punto final a la odiosa doble herencia de la plantación esclavista azucarera y del lupanar dedicado a los turistas estadounidenses, y transformaron el país en una Cuba libre y socialista. No es cuestión de palabras ni de eslogans. El pueblo cubano ha sido alfabetizado en un 100%, está mejor alimentado, mejor alojado y mejor sanado que la gran mayoría de los trabajadores de otros países de América Latina y del Caribe, considerablemente más ricos.

Fieles a la vocación internacionalista y universalista del marxismo revolucionario, Cuba y su pueblo apoyaron activamente las luchas armadas de liberación nacional de los pueblos africanos. El ejército cubano le infligió una aplastante derrota a Sudáfrica; derrota  que marcó el fin del apartheid, sostenido hasta su último suspiro por los Estados Unidos y sus serviles aliados de Europa.

Cuba libre y socialista ha sabido enfrentar de manera victoriosa las vicisitudes de la historia contemporánea, resistir el odioso bloqueo económico impuesto por los Estados Unidos y Europa, y superar las dramáticas consecuencias del derrumbamiento de la Unión Soviética. Este pueblo combativo y sus lúcidos dirigentes se han hecho capaces de responder a los nuevos desafíos que se les presentan, encontrar las más justas y eficaces respuestas y avanzar en la construcción del socialismo del siglo XXI.

Gloria a la memoria de nuestro camarada Fidel Castro.