Gibara y el cine nuevamente en el mismo camino

Con el ánimo de devolver al séptimo arte latinoamericano y mundial nuevas oportunidades de creación, llega el 12 Festival Internacional del Cine Pobre hasta la mágica ciudad holguinera de Gibara en una edición dedicada a sus 200 años de creada.

Del 20 al 24 de abril, el escenario escogido por el reconocido director cubano Humberto Solás para (re) conocer proyectos novedosos y de alto valor para la gran pantalla acogerá una fuerte competencia en la que estarán representados realizadores de una veintena de países como Cuba, Argentina, México, España, EE.UU., Colombia, Suiza, Perú, Chile, Canadá, Francia, Italia, Bolivia, entre otros.


 

Se conoció en conferencia de prensa que del total de 366 obras en concurso, 50 son largometrajes de ficción, 137 cortos de ficción, 167 documentales, 30 videoartes y 12 guiones, estos últimos todos de autores cubanos.

De manera colateral, se realizarán varias muestras homenajes. Una estará dedicada a México como país invitado, a Solás por los 50 años del estreno del filme Manuela, y los 15 de Miel para Oshún, y se rendirá tributo al recientemente desaparecido director cubano Rogelio Paris con la exhibición de su documental Nosotros, la música. Además, se proyectará El Huésped, de Eduardo Manet, la primera película filmada en Gibara.

Se pondrán igualmente a disposición del público e invitados muestras del Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos de Buenos Aires, el Brazil Festival de Río de Janeiro, del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Centro nacional de Prevención de las ITS-VIH/SIDA, los Estudios de Animación del ICAIC, NUR Film Group, del evento Cine Medioambiental Dominicana, y de las empresas productoras Kaminu Films (Colombia) y Filmes do Gajo (Portugal).

Respecto al vínculo de la ciudad con el evento, el actor y director Jorge Perugorría, presidente del Cine Pobre, destacó la entrega del pueblo gibareño al festival, del cual, aseguró también son protagonistas, pues interactúan con los invitados sin distinción, lo que crea un vínculo entrañable.

Afirmó que ese sentido de pertenencia es el que ha permitido rescatar el espíritu que sembró Humberto.

Respecto a su labor al frente del equipo organizador expresó que es un gran compromiso, por lo que trabajará para mantener el sentido con el que fue creado le Festival y su interactividad. Comentó que, ante la convocatoria al evento, la respuesta de artistas y realizadores fue masiva, lo que demuestra relevancia de ese encuentro creado por Solás.

Recordó los inicios del festival, cuya idea gestora surgió durante el rodaje de la película Miel para Oshún en Gibara, la primera que se hacía en el cine cubano con tecnología digital y que impulsó a Humberto a no detenerse y seguir haciendo grandes obras.

Destacó Perugorría, además, cómo el Festival ha incidido en el cambio de la vida gibareña a nivel estructural y social, pues ya tiene hoteles, hostales, una gran oferta gastronómica, y en resumen la ciudad está llamada a ser un centro de atención turística de gran importancia para el país.

Joel Batista, director del evento en Gibara, resaltó el entusiasmo del gobierno local y de Holguín por la importancia del certamen para ambos territorios. Agradeció a todas las organizaciones implicadas en el desarrollo del evento que ya promete cumplir las expectativas, y destacó asimismo la labor del equipo organizador, “que ha hecho que Gibara ya esté en festival”.

En relación con el programa teórico, informó el Comité Organizador que se desarrollará los paneles “Gibara 220 años de Historia y Cultura”, e “Identidad, expresión e igualdad de género” como parte de un espacio dedicado a la lucha contra la homofobia.

Además, destacadas figuras del ámbito cinematográfico impartirán talleres de actuación; realización de cortos de ficción, cine comunitario, reciclaje creativo y se realizará el foro “Programación, Distribución y Exhibición Fílmica: Gestión Cultural y eventos internacionales en las Américas”.

Por otra parte, el actor René de la Cruz, director del programa artístico anunció que tendrán lugar en diferentes espacios culturales de Gibara conciertos de artistas como Pancho Céspedes, David Torrens, Carlos Varela, Kelvis Ochoa, el grupo Nube Roja y otros.

Como novedad se abrirá el teatro de la ciudad, donde se pondrán obras de varias compañías. También se hará un reconocimiento especial a la Guerrilla de teatreros de Granma por los 25 años de su creación y el trabajo que han hecho en las comunidades apartadas del territorio.

El libro tendrá su espacio de la mano de Ediciones ICAIC, la revista Cine Cubano y las publicaciones del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau.

Se abrirán siete exposiciones de artes plásticas y un grupo de creadores realizarán un mural en Gibara, ciudad ya cinematográfica, gestora también de las que ya comienzan a ser grandes obras.