Fito Páez: concierto en La Habana será una bomba

El cantante argentino Fito Páez ofrecerá hoy en el capitalino Teatro Karl Marx un gran concierto por los 30 años de su disco Giros como cierre de una gira latinoamericana.

La relación con la mayor de las Antillas se prolongó desde su primera visita al país al punto de que a partir de ese instante nada deja de emocionarlo, "incluso, cuando en los 90 a los pollos flacos los cubanos les llamaban Fito Páez".

Durante una conferencia de prensa a su llegada a La Habana, el autor de "El amor después del amor" contestó a Prensa Latina que Cuba es su casa, un lugar donde se siente amado, cuestionado, protegido, y por eso está seguro que "el concierto acá será una bomba".

Autoridades de la empresa PM Records, encargada de producir el espectáculo, aseguraron a este reportero que desde hace dos días se vendieron las más de cinco mil 500 butacas del Karl Marx.

El rockero rosarino explicó en la sede de PM Records que interpretará el lunes en el teatro Karl Marx todos los temas del CD "Giros" y al final cometerá "un disparate", pues entonará hits de otros momentos de su carrera musical iniciada en aquel lejano 1979 cuando fundó el efímero grupo Neolalia con amigos del colegio.

En Giros "están todas las influencias del rock argentino", reconoció Páez, que en 1992 con su grupo se convirtió en la primera banda de habla hispana que tocara en la Plaza de la Revolución, con más de 40 mil asistentes, según algunos sondeos de la época.

El músico agradeció al trovador Pablo Milanés, a quien debió su primera visita a la isla y este retorno treintañero, y con quien se espera comparta escenario esta noche.

"En noviembre de 1986 asesinan a mi abuela y a mi tía abuela, yo estaba muy frágil en aquellas circunstancias, grabo el disco "Giros" sobre todo aquel momento -recordó Páez- y Pablo Milanés me invita a venir al Festival de Varadero".

"Aquella visita me salvó la vida", comentó el intérprete de "Yo vengo a ofrecer mi corazón", que dio la última presentación en la isla junto con su banda 23 años atrás.

Sobre la situación del rock que se hace en el continente explicó, púlover arremangado, que las multinacionales disqueras están marginándolo.

"Estamos cansados de ver al tipo rascándose los huevos, empinado de la botella y rodeado de putas y autos caros. Eso no es América", dijo.

Páez cuenta en su palmarés con cinco premios Grammy Latinos, y fue reconocido en 1995 con el Premio Konex de Platino como el mejor compositor de rock de la década en Argentina.

Más recientemente incursiona como realizador, pero sin prisa, añadió, antes de terminar el encuentro con la prensa, porque mientras tanto prepara la edición de dos nuevos libros (uno de ellos con la Editorial Planeta) y otro disco.