Fin de semana en el Mella a lo Carcass├ęs

El próximo fin de semana la cartelera del teatro Mella estará marcada por la impronta de Bo­bby Carcassés: el domingo 15 a las 8:30 p.m. con el es­pectáculo De La Habana a Nueva York, y un día antes, a las 6:30 p.m. en el mezanine del propio complejo cultural, con una exposición de pinturas y dibujos del múltiple artista, amenizada por una descarga jazzística.

Tal despliegue tendrá su fundamento en la ce­lebración de los 60 años de trayectoria profesional del maestro y de su más reciente encuentro con la escena neoyorquina de la mano de Arturo O’ Fa­rrill hijo.
Cuando Bobby debutó en el teatro La Caridad, de Santa Clara, en 1955, lo hizo como cantante lírico, pues todavía no le había tomado el pulso al jazz. Pero desde entonces tuvo la convicción de que rigor, audacia  e imaginación serían elementos inseparables en una carrera que lo ha llevado a ser un hombre espectáculo irrepetible.

Una nueva prueba de esto aconteció el pasa­do octubre en el centro para las artes y la cultura Hostos, en el Bronx, que honra con su nombre el legado de uno de los próceres de la independencia de Puerto Rico. Allí Carcassés se presentó con la Afro Latin Jazz Orchestra, fundada por O’ Fa­rrill, en una velada titulada Cuba Con­ver­sation.

Para el concierto del Mella, desde Estados Uni­dos vendrá especialmente la flautista Andrea Bra­ch­feld, también compositora, arreglista y pedagoga, con una notable cosecha en el territorio del jazz latino, conocida por los aficionados cubanos por sus presentaciones en el festival Jazz Pla­za. La Bra­ch­feld acaba de ser proclamada Mejor Flau­tista de Jazz en la selección anual de Hot Hou­se Magazine.

Invitados serán Pablo Milanés (en recuerdo de la colaboración de ambos con el prematuramente de­saparecido pianista y compositor Emiliano Sal­vador en el disco Nueva visión), la orquesta Ana­caona, el grupo Interactivo, los vocalistas Hei­dy Chapman y Erick Jon, el guitarrista Pablo Me­nén­dez, el contrabajista Jorge Reyes, el tresero Cotó, el ballet de San­tiago Alfonso, el grupo Ma­racujazz, el bailarín Rey Baró y el Mago Silva y sus Estatuas Vivientes.

Tres destacados jazzistas que hicieron sus primeras armas con Bobby reconocerán su magis­terio: el saxofonista César López, el flautista Or­lando Valle (Maraca) y el trompetista Yasek Man­zano. Este último destacó cómo “Bobby siempre ha apoyado a los jóvenes y los ha orientado hacia el conocimiento del jazz cubano”.

Al presentar el elenco del espectáculo en un encuentro con la prensa en La Zorra y El Cuervo —plaza jazzística, por cierto, reinaugurada en 1997 por Bobby—, el artista, merecedor del Pre­mio Nacional de Música por la obra de la vida, quiso regalarse el gusto de escuchar a la agrupación vocal Renacer, ganadora del concurso de canto a capella efectuado recientemente en el contexto del festival Las Voces Humanas.

Fuente: Granma