Fidel y México, nuevas lecturas de una historia en común

Una nueva visión sobre el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, llega a la Isla desde tierra olmeca. Fidel en el imaginario mexicano, 30 historias de personalidades de ese país que le conocieron e interactuaron con él, es el título con que la nación centroamericana rinde homenaje al Comandante en ocasión de su 90 cumpleaños y descubre otras facetas del hombre, estadista, guerrillero, amigo... que ha sido hasta estos días.

Editado por iniciativa del Senado de la República de Estados Unidos Mexicanos, la compilación integra relatos de figuras como Elena Poniatowska o Antonio del Conde, el Cuate, imprescindibles al hablar de la relación entre ambas naciones.

“El libro recoge todas las facetas del líder histórico, desde su juventud hasta la actualidad, pasando por momentos significativos que unen su trayectoria a la de México”, comentó la senadora mexicana, Dolores Padierna, durante la presentación del volumen en el Memorial José Martí.

“Ver a Fidel con su pueblo nos trae a la mente su disciplina espartana y las jornadas que cumplía con fuerza telúrica”, agregó. “Las fotografías del joven Fidel, jefe guerrillero, nos recuerdan que la Revolución cubana fue un referente que dio identidad a las aspiraciones libertarias de la juventud latinoamericana”.

Para la también vicecoordinadora del Grupo Parlamentario del Partido Revolución Democrática, una explicación del acontecer regional resulta imposible sin aludir al Comandante o a su mirada independentista: “Este es el homenaje a un hombre cuyo pueblo decidió no renunciar a sus derechos. Esperamos que Fidel siga como siempre. Lo seguiremos imaginando como el Fidel que vibra en la montaña y que ha dejado su huella imperecedera”, concluyó.

Por su parte, la periodista y escritora Katiuska Blanco comentó que se trata de un material de exquisita factura y relevancia, testimonio de la relación entre los dos países. No queda olvidada una sola arista de las que alumbran su personalidad —dijo—. “Lograron una obra elocuente, analítica, que registra la admiración de un pueblo. Tiene la virtud de ver a distancia”.

Fidel es como un árbol de la vida, con infinidad de seres en un mismo tronco, así es de multifuncional el conjunto de esa obra que aflora en el alma noble de los mexicanos, acotó.

En la presentación del texto —que también estuvo realizada por el presidente de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba, Miguel Barnet— asistieron Fernando González, Héroe de la República de Cuba; Rogelio Sierra, viceministro de Relaciones Exteriores; Kenia Serrano, presidenta del Instituto de Amistad con los Pueblos; colaboradores de Fidel en el imaginario mexicano, representantes del cuerpo diplomático de ese país acreditado en la Isla, entre otras personalidades.