Fidel: paladín de la integración

En el marco de la Asamblea General de la ONU, el 20 diciembre de 2016, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) rindió un homenaje a Fidel por el “legado fundamental para la integración regional, inspirada en los principios de la soberanía, la paz y la solidaridad entre los pueblos”.

Tributario del legado de las luchas independentistas de Nuestra América, para el líder histórico de la Revolución cubana la integración y la unidad regional constituyen uno de los pilares del desarrollo, pero con un sentido multidimensional donde lo económico interactúa con factores políticos, sociales, culturales, comunicacionales y de seguridad. Precisamente esta visión se condensa en organismos de integración que van desde la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), pasando por la Comunidad del Caribe (CARICOM) y la Asociación de Estados del Caribe (AEC), hasta la CELAC, entre otros.

Recordemos que Cuba permaneció excluida de los foros hemisféricos por mucho tiempo hasta 1991, cuando Fidel participa por primera vez en una Cumbre Iberoamericana (en Guadalajara) donde señala: “(…) lo esencial de esta reunión y lo que le daría su verdadero sentido histórico, es la decisión de aunar nuestros esfuerzos y nuestras voluntades hacia la integración y la unidad de América Latina, no solo económica, sino también política”.
 

Artista: Jose Luis Fariñas
 

Obviamente es la única voz discordante en un contexto bajo predominio de los dogmas neoliberales, que desde 1994 da pie a la propuesta anexionista del ALCA con la que EE.UU. buscó la ampliación de su espacio económico en el hemisferio. De ahí la importancia del ALBA (diciembre 2004), impulsada junto al comandante Chávez, como proceso de integración alternativa que conjuga la cooperación con la complementariedad política, social y económica para los países de la región.

Con esta visión, en un congreso de la Federación Latinoamericana de Periodistas realizado en La Habana (noviembre 2000), también lanzó un desafío provocador: la creación de una “CNN latinoamericana”, proyecto que cinco años después se plasma con el nacimiento de Telesur.