Festival de la Trova cubana Longina

Del 9 al 14 de enero en Villa Clara tendrá lugar la edición XXII de uno de los festivales más importantes que pondera la novísima trova en el país.

“Con la venida de los años noventa la canción de autor quedó totalmente huérfana de espacios donde promover y exponer dicha manifestación musical a lo largo del país (…) ya en 1996, en el seno de la dirección provincial de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) de Villa Clara, encabezada por el entonces presidente y escritor Alpidio Alonso y con Eliot Porta al frente de la sección de música, surge la idea de crear el Encuentro Nacional de Trovadores Longina canta a Corona”, recuerda el trovador Alain Garrido en Memorias del Longina, texto publicado en la revista cultural Guamo.

Han pasado más de dos décadas de este primer encuentro y el próximo 9 de enero –y hasta el día 14- sucederá la edición XXII de uno de los festivales más importantes que pondera la novísima trova en el país. En esta ocasión, dedicado a Teresita Fernández y a la habanera, género musical de ritmo lento originado en Cuba en la primera mitad del siglo XIX.

Longina 2018 –que suma esta vez, además de las sedes habituales Santa Clara y Caibarién, a los municipios de Quemado de Güines y Remedios- mantiene la habitual peregrinación a la tumba de Manuel Corona, autor de la canción Longina que inspiró luego el nombre del festival.

Las jornadas del evento incluyen una variedad de actividades que van desde espacios dedicados a los niños –con la presencia de reconocidos cantautores como Yaily Orozco, la Tía Rosa y Oscar Sánchez-, encuentro teóricos, así como presentaciones de artistas populares como Polito Ibáñez y Tony Ávila en el Teatro La Caridad.

La mayor novedad del Longina 2018 será la Liga sub 20 de la trova. “Es un concierto que se hará el sábado 13 de enero en la sala Margarita Casallas de El Mejunje por muchachos menores de 20 años. Entre ellos, Ernesto Fabián de Santa Clara, Eduardo Oburque, Tobías Alfonso (hijo de Gerardo Alfonso) y Frank Michel”, dijo Yeni Turiño, trovadora santaclareña y miembro del Comité Organizador del encuentro.

El programa da ocasión, como se acostumbra, a los habituales espacios de descarga que se realizarán en el Cubo de Luz a partir de las 12:00 pm, y a los intercambios con artistas internacionales, en esta edición con la presencia de cantautores argentinos.

Dentro del Longina se mantienen los espacios habituales, es decir, las peñas que normalmente se hacen y que coinciden con el evento. Es el caso de la descarga de la Trovuntivitis los jueves en el patio de El Mejunje, de Trovando mal, espacio conducido por Raúl Marchena en la Casa de la Ciudad, de Trova al desnudo, la peña de Alain Garrido, así como la de Roly Berrío, ambas en el en el Museo de Artes Decorativas y La Hora de los mameyes, peña habitual de La caña santa, los viernes en la AHS provincial.

Son muchos los que, en algún momento, han visitado el Longina y regresan el próximo año, entre ellos: Ariel Barreiros, Jorgito Kamankola, Annalié López, Freddy Laffita, Iraida Williams, el Dúo Jade, Ariel Díaz, Heidy Igualada y Martha Campos, entre otros.

Vuelve el Longina, y con él la presencia de “la más joven y emergente generación de cantautores”. Un encuentro que sirve a la vez como “espacio de intercambio con las anteriores hornadas para estimular la nueva creación trovadoresca contemporánea”.