Facetas de la Guerra Grande en Encuentro de Historiadores

La Feria Internacional del Libro tiene espacio para todos y hace ecos en el público interesado por las lecturas y las letras. Una pléyade de historiadores, escritores, profesores e investigadores pasan en cada edición por la Casa del Alba Cultural en La Habana para dejar sus legados, ya sea en presentaciones de libros o en conferencias, pero siempre con la voluntad de dejar lo mejor de la historiografía cubana.

Este lunes tuvimos la oportunidad de asistir al Encuentro de Historiadores que allí se realiza, organizado por la Academia de Historia de Cuba (AHC) y el Dr. Oscar Zanetti, moderó un panel que versó sobre el sesquicentenario de la Revolución de 1868: Facetas de la Guerra Grande.

En aras de contribuir al debate gremial y público, tres prestigiosos historiadores e investigadores, miembros de la AHC, disertaron sobre el inicio de las guerras de independencia el 10 de octubre de 1868.

Ellos dieron una muestra de lo que significa ese hecho para la historia de Cuba, considerado un tema crucial para la contribución del análisis del proceso histórico, y abordaron aspectos y protagonistas poco tratados en la historiografía, con el fin de traer al debate cuestiones afrontadas por autores que consideran no estar completas y sobre las cuales sus investigaciones aportan informaciones novedosas.


Los panelistas abordaron aspectos un tanto ausentes en la historiografía cubana.
Fotos: Yanet Hidalgo
 

Según se conoció estas investigaciones integran los 21 artículos que conforman un libro en preparación que tiene como posible título: Releyendo la gesta, estudios sobre la Revolución de 1868.

Entre las contribuciones está la del Dr. Rafael Acosta de Arriba, quien en su estudio hizo un repaso de las seis bibliografías  publicadas de Carlos Manuel de Céspedes, en las que “cada una aborda una perspectiva particular, que integradas permiten conocerlo, pero carecen del estudio de su pensamiento y sus ideas”, acotó.

El investigador hace un análisis del pensamiento independentista como expresión más alta de aquellas mentes y pasa revista a algunas aproximaciones como el poco favor que se le hizo a la figura de Céspedes y a algunas tendencias historiográficas de la época.

Significó el discurso de Fidel Castro el 10 de octubre de 1968, el cual ofreció un muro de contención al tipo de historiografía existente, reveló la figura de Céspedes y criticó las tendencias que lo veían como un terrateniente dueño de esclavos o la manera inapropiada de verlo como el ala derecha de la revolución.

“Mi modesto aporte al estudio y aproximación cespediana es en hacer hincapié en las ideas de este hombre y su aporte al independentismo cubano”, dijo, al tiempo que consideró a “José Martí como el principal cespediano de la historia de Cuba”.

Con relación a la figura de Céspedes calificó entre lo más reciente aporte el libro Con un ojo en Yara y otro en Madrid, de la historiadora Mercedes García, que coloca objetivamente al Padre de la Patria en el entramado político de la guerra de los 10 años.

Asimismo, mencionó el acercamiento al  pensamiento político militar de Céspedes y sus valores éticos que constituye el eje central de la obra Céspedes: con fuerza como la luz, del coronel(r) Roberto Antonio Hernández Suárez, investigador del Instituto de Historia de Cuba, que la Casa Editorial Verde Olivo pone a disposición de un amplio sector de la sociedad cubana, durante la 27 edición de la Feria Internacional del Libro, que se desarrolla hasta el venidero 11 de febrero, en La Habana.

Con esta, su más reciente investigación, Rafael también hace referencia al tema racial abordado por Céspedes en su papelería de campaña y alcanza como objetivo personal, “dejar para las actuales y futuras generaciones de cubanos la real dimensión del pensamiento de Carlos Manuel de Céspedes en su duro batallar por la independencia de Cuba en los primeros ciento ochenta días de la Guerra”, acotó.

El aporte del Dr. Rolando Rodríguez al libro está en el resultado de su investigación —que versa  en algo desconocido—,  que es la presencia de Céspedes en La Villas y los alzamientos en la zona central de Cuba.

Por su parte la Dr. Mercedes García, contribuye con el estudio del papel que desempeña el integrismo como sostén del dominio español en Cuba.

Destaca entre los tres grandes errores que se dan dentro de las fuerzas insurrectas, el regionalismo caudillista, la falta de unidad en las fuerzas revolucionarias y la falta de apoyo a las fuerzas del exterior, y llama la atención como la historiografía cubana no ha investigado al adversario como lo fue el cuerpo de voluntarios.

“La Historia hay que hacerla con pasión, pero la pasión no puede interrumpir la inteligencia”, concluyó. Las intervenciones de los panelistas valieron para retratar de cierta manera a esa figura cardinal de la historia de Cuba que es Carlos Manuel de Céspedes y abordar incluso aspectos un tanto ausentes en la historiografía cubana.