Entregan premios de Crítica Científico-Técnica y Crítica Literaria 2016

En el Centro Dulce María Loynaz, de La Habana, se dieron a conocer en este mes el premio de la Crítica Científico-Técnica y el de la Crítica Literaria 2016. El momento dejó ver también el compromiso de esta institución, desde donde se pondera la producción investigativa en estos ámbitos, con la integración, “en términos de modelo de actividad que se realizan, del universo de la ciencia y la técnica con los temas de arte y literatura”, según refirió Víctor Fowler, director de la misma.


Fotos: Racso Morejón
 

De acuerdo con el jurado de la Crítica Científico-Técnica, integrado por Félix Valdés García ─en calidad de presidente─, Jesús G. González, Emilio Buchaca y José Boris Altshuler, los textos ganadores fueron seleccionados por “su originalidad en el tratamiento de los temas que se abordan, el impacto cultural y práctico de las investigaciones, así como el cuidadoso trabajo editorial reflejado”. En la ceremonia ocurrida el 18 de octubre los libros premiados resultaron:

Gastroenterología y hepatología clínica (VIII Tomo), de Manuel Eusebio Paniagua Estévez y Felipe Neri Piñol, de la Editorial Ciencias Médicas; El juego galante, de Félix Julio Alfonso López, de la Editorial Boloña; Epistolario de Emilio Roig (compilación en IV tomos), de Nancy Alonso González y Grisel Terrón Quintero, de la Editorial Boloña; La Habana de la Ilustración, de Carlos Venegas Fornias, de la Editorial Juan Marinello; Voces del entorno. Diccionario de ecología (Tomo I y III), de Ángel Quirós Espinosa, de la Editorial Nuevo Milenio; Ni juramentos ni milagros. Raúl Roa en la cultura cubana, de Danay Ramos Ruiz, de la Editorial UH; Análisis de funciones de una variable real, de Concepción Valdés Castro y Carlos Sánchez Fernández, de la Editorial Universitaria Félix Varela; Artemisa: Atlas agrícola de una provincia cubana, de Angelina Herrera Sorzano (coord.), de la Editorial UH; La esencia de los vinos, de Fernando Fernández Milián, de la Editorial Boloña.


 

En un encuentro similar al referido, que tuvo lugar el 19 de octubre, e igualmente abarrotado de público, el jurado, integrado por Enrique Saínz, como presidente, Rodolfo Zamora Rielo, Susana Haug Morales, Carlos Esquivel Guerra, Lincon Capote Peón, Pedro de Jesús López y Jaime Gómez Triana, entregó el galardón de la Crítica Literaria por “su riqueza estilística y conceptual” a los siguientes textos:

Geometría de Lobachevski, de José Luis Serrano, de la Editorial Holguín; Cronología del Cine Cubano, de Arturo Agramonte y Luciano Castillo, de Publicaciones ICAIC; Salvar el fuego. Notas sobre la narrativa latinoamericana, de Jorge Fornet, del Fondo Editorial Casa de las Américas; Notas de un poeta al pie de los cuadros, de David Leyva González de la Editorial Centro de Estudios Martianos; Documental de amenazas. Posibles dramaturgias, de Agnieska Hernández Díaz, de la Editorial Tablas Alarcos; El humano ejercicio de las conversaciones, de Nelson Simón, de la Editorial UNION; Lágrimas negras, de Eliseo Altunaga, de la Editorial UNION; Otras tonadas del violín de Ingres, de EldysBaratute, de la Editorial Oriente; Alejo Carpentier: la facultad mayor de la cultura, de Luis Álvarez Álvarez, de Publicaciones ICAIC; Mecánica, de Abel González Melo, de la Editorial UNION.

El premio de la Crítica Científico-Técnica es convocado por la Academia de Ciencias Sociales de Cuba y el Instituto Cubano del Libro. Este último también auspicia cada año el Premio de la Crítica Literaria.