Entregan Premio Nacional de Conservación y Restauración de Monumentos 2016

La casa de Francisco de Arango y Parreño y el Chalet de Güines, vivienda privada construida en 1951, fueron los inmuebles ganadores en las categorías de restauración y conservación, respectivamente, de la 13 edición de la entrega del Premio Nacional de Conservación y Restauración de Monumentos que, desde el 2003, y coincidiendo cada año con el Día Internacional de los Monumentos y Sitios, celebra el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural.

La casa de Francisco de Arango y Parreño, ejemplo de arquitectura doméstica del siglo XIX, recibió además premio de la Cátedra de Arquitectura Vernácula y de la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción de Cuba (UNAICC), mientras que el Chalet de Güines, obtuvo además el premio de ICOMOS-Cuba.

En esta ocasión la ceremonia de entrega del Premio tuvo lugar en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, que recientemente abriera sus puertas luego de tres años de intensa restauración. En ella estuvieron presentes Gladys Collazo, presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural (CNPC), el sr. Phillip Laird, presidente del Instituto Americano de Arquitectos; y Mercedes Elester Savigne, presidenta de la UNAICC, entre otros invitados.

En la que fuera casa donde nació el ilustre cubano Francisco Arango y Parreño, sede actual de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, se rescataron todos los espacios originales, se realizó una reconstrucción de la fachada y la primera rama de la escalera principal, se restauraron las pinturas murales y se sustituyeron los dinteles podridos en planta baja. El chalet de Güines, construido al estilo balloon frame, ha mantenido su uso como vivienda. La decoración original del inmueble y otros elementos que armonizan el conjunto se encuentran en buen estado de conservación. Su singular tipología hizo que, desde su construcción, se convirtiera en punto de referencia e hito dentro de la ciudad.

Entre los nominados al premio en la categoría de conservación, recibieron mención especial la Catedral San Eugenio de la Palma, inaugurada en 1951, de Ciego de Ávila, y la Iglesia Parroquial San Antonio de Padua, construida en el año 1857, de Cienfuegos. Además, se entregó una mención a la Casa de Gonzalo Lima, exponente del Movimiento Moderno en Matanzas. En esta misma categoría, el Centro Nacional de Áreas Protegidas entregó premio al Parque Nacional Los Caimanes y la Cátedra de Arquitectura Vernácula entregó premio a la Iglesia Parroquial San Antonio de Padua y al restaurante Don Tomás, vivienda de madera construida entre 1887 y 1888 situada en el poblado de Viñales, así como una mención a la sede de la UNEAC de Holguín, construida entre 1845 y 1859.

Dentro de la categoría de restauración recibió mención el antiguo ingenio Triunvirato, de Matanzas, donde se encuentra el Museo del Esclavo Rebelde, y fue mención especial el Palacio de Blanco y de la Artesanía, de Cienfuegos, inmueble del siglo XIX que es actualmente sede de la Asociación Cubana de Artesanos y Artistas de la provincia.

Fuente: Cubarte