Entre arte y destreza…, los premios

El intrépido grupo del Vuelo en barra fija con levitores que tantas emo­ciones y aplausos desató en sus presentaciones, atrapó el Grand Prix del 15to.

Festival Internacional de Verano Circuba 2016, en una noche de premiaciones ágil y bien concebida, digna de los 35 años que cumple este encuentro, uno de los más importantes del orbe en el arte circense, que pobló de colorido el Centro Cultural Carpa Trompoloco, entre el 11 y el 17 del séptimo mes.


Foto: Yander Zamora
 

Luego de cinco largas jornadas, el jurado internacional presidido por Oleg Chesnokov (Rusia), Antonio Álvarez (España), Sophie Edelstein (Francia), María Elena Andrich (Chi­le), Julio Revolledo (México), Peter Feketa (Hungría), Laci Endresz (Rei­no Unido), y los cubanos Vicente Espinosa, Emilio Diolme Sobrino y Mauricio Triana Villalón, decidieron otorgar la Carpa de Oro ( ex aequo) a: Mástil Acrobático, y a Mambo Five, Barra rusa, ambos de la Compañía Havana. Esta última agrupación se alzó, además, con los lauros del Circo Pinder & Jean Richard (Francia), la Asociación Salseros de Cuba (Perú), y de la Agencia Clave (Cuba). La Car­pa de Plata correspondió (compartida) a Lucas Escobedo (España), por sus malabares de rebote (obtuvo también el galardón de la Asociación de Empresarios y Artistas Circenses de Chile), y al Trío de pulsadas de la Compañía Rosgoscirk (Rusia), quien alcanzó el del Blackpool Tower Circus (Reino Unido). Mientras que la Carpa de Bronce fue a manos de: el singular dúo Zontli, de fuerza capilar, de la Universidad Mesoamericana de Puebla (México), a quien entregaron también la Carpa de la Imagen. Este tercer lugar lo compartieron con el ágil dúo Enomine (Ecuador) en el aro giratorio, para quienes fue también el del Maciva Circus (Hungría).

El galardón Carpa de interpretación masculina recayó en un artista en mayúsculas: Jorge Perezoff (Cu­ba) por sus juegos de malabares, quien arrebató, asimismo, el de la Uneac, y el femenino, en Ximena Rivero (pole-dance), de Perú. Ambos obtuvieron el de la Universidad Mesoamericana de Puebla (México). La Carpa artista revelación, que por vez primera se otorga en este certamen se la llevó el impresionante y muy novel Alejandro Licea (Cuba) en rolan-rolan, quien se agenció con el del  Festival de Circo de Albaceta (España), mientras que la mención en este rubro fue para el mimbre acrobático, también de Cuba.

La Carpa de la Crítica Antonieta César in Memóriam correspondió a la elegante y diestra Isadora Navarro (Chile), por su labor en las Telas aéreas.

El ansiado Premio de la Popularidad lo ganó, en buena lid, por su carisma y pro­fesionalismo, la hermosa argentina María Celeste, equilibrio con objetos.

El primer Premio Especial del jurado lo mereció el singular duo Vicanc (Cuba), a quien se le entregó, por su excelente quehacer escénico, otros galardones como el de la Compañía Estatal de Circo Rosgoscirk, la UPEC, el de la Compañía Havana, y la UJC. Los otros lauros especiales fueron para  Shih Hao Yang (China), la pequeña acróbata Lain Márquez (México), al cuerpo de baile de la Compañía Havana, la Orquesta del Circo Na­cional de Cuba, y el peruano Jonathan Sajoux, por su originalidad interpretativa en malabares con diávolos. Con menciones se alzaron intérpretes de Estados Unidos, México y Cuba.

Pero el Festival Internacional Circuba 2016, que será largamente re­cordado por su calidad y organización,  no pone así el punto final. Hasta el 5 de septiembre, un  grupo de artistas participantes de Cuba y otros países recorrerá diversas provincias con el espectáculo Viaja por Cuba, mientras que en el Centro Cultural Carpa Trompoloco se mantendrá todos los sábados y domingos de julio de (4:00 p.m. a 9:00 p.m.), la Gala Havana 2016: el regreso, y en agosto, de viernes a domingo en horarios de 4:00 p.m. y 7:00 p.m. Los amantes de esta antigua manifestación tienen aún, mucho tiempo en el verano para entrar en el reino de las emociones…

Fuente: Granma