El rock n’roll pudiera llamarse de otro modo

 

“Si se pudiera darle otro nombre al rock n’ roll, este debería de llamarse Chuck Berry. En los años 50 toda una generación disfrutó de su música, y cuando le miramos en la actualidad, sentimos que el pasado y el presente se han unido bajo la impronta de su mensaje: Hail! Hail! Rock n’roll”. Cuando alguien nada menos que tan irreverente como John Lennon fue capaz de hacer semejante elogio es porque realmente dicha persona, sin lugar a dudas, se lo merecía.

foto de Chuck Berry
Foto: Internet


Fueron los propios Beatles quienes en canciones como “Roll over Beethoven” y “Rock n’ roll music” nos descubrieron la intensidad expresiva de la obra de Chuck Berry. Con el paso del tiempo, al ir ampliando nuestro conocimiento sobre la evolución del género, fuimos rectificando nuestros puntos de vista al enterarnos que este compositor, guitarrista y cantante negro es considerado por muchos como el alma del rock n’ roll desde sus inicios en la segunda mitad de los años 50.

Para nada significa que Elvis Presley no deje de tener la importancia que le corresponde, pero fue la discriminación racial imperante por aquella época en la sociedad norteamericana, la que pretendió que este importante músico no tuviera tanta preponderancia entre los jóvenes de su país. 

Gracias a la confesa admiración de grupos ingleses como los propios Beatles y Los Rolling Stones, es que aquellos músicos negros norteamericanos que tocaban el blues y el rock n’roll, no se perdieran, sino que han quedado para la posteridad como iconos de un género que en pleno siglo XXI continúa inflamando las almas con la misma pasión y la misma energía que nos dejó en herencia Chuck Berry.