El Presidente Raúl Castro recibe oficialmente a Barack Obama

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, depositó una ofrenda floral ante el monumento a José Martí, en la Plaza de la Revolución de La Habana, ceremonia con la que inició su visita oficial de dos días a Cuba.

Acompañado por Salvador Valdés Mesa, vicepresidente del Consejo de Estado de la República de Cuba, el mandatario visitante rindió honor al Héroe Nacional cubano, quien vivió los últimos 15 años de su vida en Estados Unidos, desde donde unió a los patriotas de la Isla para llevar a cabo la «Guerra necesaria» y derrocar el régimen colonial español.

A continuación, el mandatario estadounidense inició su visita al Memorial José Martí, ubicado en la base del propio monumento de la Plaza de la Revolución, punto icónico en el mundo del sistema político elegido por el pueblo cubano.

Tras su recorrido por el Memorial, el mandatario norteamericano Barack Obama fue recibido oficialmente por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro.

Ambos presidentes se saludaron cordialmente y conversaron unos instantes antes de iniciar la ceremonia oficial de recibimiento. Los Himnos nacionales de cada nación abrieron la actividad para luego pasar revista a la guardia de honor, formada de acuerdo al protocolo.

Posteriormente, Raúl saludó a cada uno de los integrantes de la delegación estadounidense y le fueron presentados a Obama los dirigentes cubanos que forman la representación de la nación anfitriona. El presidente Obama saludó también a los componentes de la guardia ceremonial.

Acto seguido, los dos mandatarios iniciaron conversaciones a puerta cerrada en el Palacio de la Revolución.

Obama asistirá este lunes a un foro económico binacional y es el invitado de honor a una cena de Estado ofrecida a su delegación por el presidente cubano.

La visita oficial de Barack Obama a Cuba concluirá el martes 22 y prevé un discurso dirigido al pueblo cubano desde el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. La histórica estancia tendrá como cierre la asistencia del mandatario a un juego de beisbol entre el equipo Tampa Bay Rays y una selección de peloteros cubanos conformada para la ocasión.

Fuente: Juventud Rebelde.