El hombre que atrapĆ³ una calle

Puede atraparse una calle en una cajetilla de cigarros. Pedro Gómez lo hizo. Bocetó en el pequeño espacio. Apretó las ideas. Encontró música en el paso de los enamorados, en las vidrieras:

“Resulta tan familiar / ver las parejas pasear / como van y vienen / calle arriba y calle abajo”

Pedro Gómez llegó a Santiago de Cuba con las cuerdas de los Hermanos Avilés, con el mar de Gibara a cuestas. La calle le susurró la letra, le aguzó la mirada en la esquina del cine Cuba. Nancy Maura lo doblegó de un bolerazo, lo hizo santiaguero de golpe. Y Pedro encontró en la calle de todos los días, la arteria universal, la inspiración.

El Concurso Adolfo Guzmán premió su tema. El conjunto Son 14 puso a bailar a toda Cuba, a todo el Caribe. La calle se levantó con sus olores, con su historia, con sus locos amables. Y Enramadas entró en el mapa musical del mundo

“Calle Enramada mayor / novia de nuestra ciudad /populosa arteria principal / de mi Santiago…."

Puede atraparse una calle en una cajetilla de cigarros. Pedro Gómez lo hizo.