El gran compaƱero

Iván es el camarógrafo cubano que tiene en su larga experiencia una gran cantidad de trabajos que son parte de la historia cinematográfica del mundo. Tuvo la oportunidad de estar varias veces en Vietnam durante la invasión norteamericana, estuvo en Kampuchea y se pueden agregar una serie de países que fueron visitados por Fidel Castro en el siglo pasado. Fue siempre el camarógrafo del famoso Santiago Álvarez: era, como sus ojos.

Iván tiene la cualidad de saber qué es lo más importante a filmar cuando se llega a una locación, sabe entregar esa realidad dese el punto de vista técnico (encuadre, ángulo, etc.), y busca en cada espacio la esencia (el alma) de esa realidad. Trabaja en equipo y siempre ha sido el gran colaborador para poder obtener la realidad deseada. Trabajamos junto durante 17 años. Éramos como uno solo, bastaba mirarnos para saber que íbamos a hacer en ese momento y quien era el más necesitado para realizar la labor. Era una garantía trabajar con él.

Otro momento duro fue cuando filmamos en Kampuchea recién liberado por el ejército vietnamita de las tropas de Pol Pot. Estábamos en la frontera y paramos para comer algo sencillo que habíamos traído desde Vietnam, pues en Kampuchea había muchos problemas sanitarios ya que la guerra recién había terminado, cuando aparecieron muchos niños buscando algo de comer y tomar. Por supuesto les dimos lo que teníamos y ello dio pie al título del documental Tengo fe en ti de Santiago.

Hay muchas anécdotas, pero basta decir que Iván siempre ha sido el gran compañero.