Eduardo Roca (Choco), Premio Nacional de Artes Plásticas 2017

Al maestro de la colagrafía en Cuba, Eduardo Roca Salazar, conocido como Choco por colegas y el público que ha seguido su obra, fue entregado este viernes el Premio Nacional de Artes Plásticas 2017.Nacido en 1949 en Santiago de Cuba, y tras desarrollar estudios  de arte, primero en la ENA y luego en la Facultad de Artes y Letras, el artista ha explorado el campo cultural y social cubano como pintor, grabador y escultor.

foto de Eduardo Roca (Choco)
 

En su trayectoria por la gráfica nacional contemporánea destacan varias exposiciones, las cuales han viajado más allá de nuestras fronteras traduciendo, de una manera muy suya, símbolos y sentimientos de la identidad cubana. “Choco sabe que sólo el arte nos acompaña en la aventura de la trasgresión y la metamorfosis. Su obra contribuye a que nos entendamos mejor como seres humanos porque en ella descubrimos otro camino más hacia el reino de la fantasía…”, escribió Miguel Barnet a propósito de una de esas muestras, Abanico de posibilidades, la que marca su presencia “en solitario” en el Museo de Bellas Artes.

De este artista se ha destacado una sensibilidad que lo ha movido a la experimentación constante en la gráfica del país. La Bienal de La Habana y ferias internacionales como Arco Madrid y Art Bassel han acogido sus propuestas, por las que ha obtenido diferentes premios y menciones, así como distinciones dentro del panorama nacional.

Sus obras se encuentran en colecciones institucionales del patio como las del Museo Nacional de Bellas Artes, el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, el Ministerio de Cultura, la Oficina del Historiador de la ciudad, el Consejo Nacional de Artes Plásticas. Con respecto a las internacionales, se hallan las del Museo de África, Chicago, Estados Unidos; del Museo de la Estampa, D.F. México; Museo de Querétaro, México; University of the West Indies, Trinidad  y Tobago; Fundación Joan Miró, Palma de Mallorca, España;  Centre internacional de  l’estampe, URDLA, Lyon, Francia; Fundación Ludwig, Alemania; Museo de la Universidad de Tama,  Japón;  Galería Franco, Santa Fe de Bogotá, Colombia; Museo de Kochy, Japón. También sus obras han entrado en el catálogo de diversas colecciones privadas en Cuba, México, Estados Unidos, Colombia, Canadá, Panamá, Puerto Rico, Martinica, España, Italia, Francia, Alemania, Suiza, Suecia, Gran Bretaña, China, Japón.