Ediciones territoriales, presentes en la FIL 2017

Se acerca la mayor fiesta del libro en Cuba, el momento que los ávidos lectores esperan para adquirir las obras, autores y géneros de su preferencia. Junto a las conocidas editoriales nacionales, el sistema de ediciones territoriales se suma con una diversidad de propuestas que no solo incluye temáticas enmarcadas en los contextos provinciales, sino que da espacio, además, a autores y obras nacionales y de carácter universal.

Una de las editoriales con mayor presencia es Loynaz, de Pinar del Río. Entre sus obras destacan, en el ámbito narrativo, Fábulas impúdicas, de Alberto Garrandés, y Disfraces de la verdad (Hijas del peligro), de Pedro Matías Rojas. También resaltan los estudios historiográficos, como Golpear arriba, de Luis Figueroa, sobre la gestación del asalto al Palacio Presidencial para ejecutar al tirano Fulgencio Batista, y La invasión de Antonio Maceo a Pinar del Río. Razones para una hazaña, de Juan Carlos Rodríguez Díaz y Enrique Giniebra.

Valiosos resultan, igualmente, los libros Las náufragas porfías, de Miladys Hernández Acosta, estudio del origen y desarrollo del misticismo en la poesía de Dulce María Loynaz, y Sobre la vida que surge, de Luis Alberto Figueroa Pagés, selección de textos de Luis y Sergio Saíz.

Extramuros, de La Habana, trae las obras de narrativa Nadie, nada, la patrona y algunos otros, de Luisa María Dapresa Martí; Polvo de cementerio, de Carlos Manuel León Castillo, y Tres nudos atan mi boca, de Yanet Blanco Fernández. Con el sugerente título Mientras hago el amor con George Harrison, la poeta Irina Pino Machado narra en forma epistolar, o como un simple poema, la unión entre dos personas que nunca se han conocido, o que quizás, en una secreta dimensión, se encuentran y se aman. Mientras, Del Mississipi a Gloria City. Influencia norteamericana en la gastronomía cubana, de Fernando Fornet Piña, adentrará al lector en una suerte de híbrido en la relación de la cultura norteamericana y cubana en el terreno gastronómico.

Matanzas publica los poemarios Entre el rocío y la niebla, de Bárbara Cruz López; Donde ha caído el ángel, de Virgilio López Lemus; Fiestas de otoño, de Roberto Méndez Martínez, y Las montañas de la extinción, de Elaine Vilar Madruga; además de la sugestiva compilación Leyendas afrocubanas de Matanzas, contentiva de diez relatos sobre la transculturación y la asimilación del hombre africano de su nueva realidad americana y particularmente cubana.

Por su parte, la Editorial Capiro, de Villa Clara, trae a esta edición de la FIL el poemario The reader, de Anisley Negrín Ruiz; las narraciones El acuario de Onfa, de Leidys González Amador, y Cascos negros de luz intensa, de Arístides Vega Chapú; el estudio La ciudad de Santa Clara, sus símbolos y distinciones, de Carlos Franco Domínguez, y el Diccionario de expresiones y refranes al uso en Cuba y en Canarias, de Luis Alfaro Echeverría.

De Cienfuegos, a través de Ediciones Mecenas llega Postales en sepia, de Francisco González Navarro: una selección de estampas, comentarios y crónicas de personalidades, paisajes, tragedias y sucesos acontecidos en Cienfuegos. Por su parte, el volumen Ariza, de Alexis García, reúne 52 relatos, entrelazados de manera tan orgánica que muchos lo han llegado a catalogar como novela. A ellos se suman los libros de poesía Presidente de mi soledad, de Jesús Candelario Alvarado, y Sin buenas nuevas, de Dalila León Meneses.

Las vanas conversaciones, poesía de Sergio García Zamora, y Voces de la república. Una visión contemporánea, de autores varios, estarán en la cita literaria representando a Ediciones Luminaria, proveniente de Sancti Spíritus.

Ciego de Ávila, a su vez, propone mediante Ediciones Ávila, los volúmenes de poesía La casa patas arriba, de Masiel Mateos Trujillo, y Cristales rotos, de Leydi Vidal García, junto al texto narrativo Toponimia avileña, de José Martín Suárez.

Por otro lado, Ediciones Ácana, de Camagüey, sugiere una obra biográfica y otra narrativa: Bautismo en la soledad. Biografía de Carmen Zayas Bazán, esposa de José Martí, de Mirtha Luisa Acevedo Fonseca, y En islotes de intimidad y silencio, de Yoan Manuel Pico.

Asimismo, Las Tunas, por medio de su Editorial Sanlope, dedica al público infantil y juvenil los libros Insólitas cartas de amor, de Diosneldo Salazar Méndez, y Las reinas de las niñas, de Rolando Pupo González, además de la obra poética Aspavientos, de Herbert Toranzo Falcón.

Mientras, la provincia de Holguín, acompañada de su editorial La Luz, realiza un homenaje al líder de la Revolución, con la obra Fidel Castro. Como una espada reluciente, de María J. Guerra y Rubén Rodríguez.

Santiago pondrá a disposición del lector los volúmenes El oficio del cronista en Santiago de Cuba (1871-1958), de Julieta Aguilera Hernández; El puente amarillo, teatro de Juan Edilberto Sosa Torres; el libro de autoayuda Cómo solucionar los conflictos familiares, de Yohendris Charles León, y Ellos hacen la radio joven, de Enrique Pérez Fumero, dedicado al taller y concurso nacional de la Radio Joven Antonio Lloga in memoriam.

Leyendas, obras de teatro y crónicas podrán hallarse en la Editorial El Mar y la Montaña, de Guantánamo, con los libros El caballero y el dragón, de Jorge Luis Aguilar Díaz; Gabriel, la lluvia y el arcoíris, de Marilyn Pérez Pérez, e Informe del tiempo, de Rafael González Cardona, respectivamente.

Finalmente, Isla de la Juventud y su Editorial El Abra publican Papeles pineros, antología de Julio César González Laureiro que aborda temas tan diversos como la geografía pinera, la flora y la fauna, sus asentamientos poblacionales y sus costumbres.

Constituyen estas solo algunas de las propuestas literarias que el público podrá hallar en los stands de las Editoras Territoriales. Para conocer más de ellas y descubrir otras, la invitación se mantiene en pie desde el 9 hasta el 19 de febrero.