Donde más le duele: el bolsillo

La marca Trump cae en picado

BEATRIZ JUEZ – Washignton

24/10/2016 03:02

La marca de Trump ha sido siempre sinónimo de lujo. Ahora está empezando a ser tóxica. Y el culpable es el propio Donald Trump. Su ambición política está empezando a pasarle factura en sus negocios.

El candidato republicano, con un valor neto de 3.700 millones de dólares, ha caído 35 puestos en la lista de Forbes de los 400 más ricos de Estados Unidos. En 2015, estaba en el puesto 121. En 2016, ha pasado a ocupar el puesto 156.

Si Trump gana las elecciones, dejará el manejo de sus empresas a sus hijos y ha prometido que no hablará con ellos de negocios. Sin embargo, muchos ven un conflicto de intereses por sus inversiones en muchos países y sus deudas con bancos extranjeros, pues un presidente Trump podría ser objeto de presiones y chantajes externos.

Si, como pronostican las encuestas, Trump pierde ante la demócrata Hillary Clinton, el multimillonario puede dañar aún más su marca. Un nombre que él mismo asocia al éxito empresarial, a pesar de muchos fracasos.

Su último fracaso empresarial: el casino Trump Taj Mahal en Atlantic City, que cerró este mes sus puertas, 26 años después de que el magnate lo inaugurara diciendo que era "la octava maravilla del mundo".

La marca Trump, que muchos asocian ahora a racismo y misoginia, es tan tóxica que incluso su nueva línea de hoteles no llevará el apellido Trump. Se llamarán "Scion", que significa vástago de una familia noble.

El chef español José Andrés fue uno de los primeros en romper en julio de 2015 con Trump. Anunció que no abriría un restaurante en el nuevo hotel Trump en Washington por las ofensivas declaraciones del candidato contra los inmigrantes mexicanos, a los que llamó criminales, violadores y traficantes de droga.

Los medios cortan con el republicano

También cortaron lazos con Trump las cadenas de televisión Univisión y NBC. La cadena de tiendas Macy's dejó de vender productos con el nombre del candidato republicano.

Según la agencia online de viajes Hipmunk, las reservas en los hoteles Trump cayeron un 58% durante el primer semestre de 2016 comparado con el año anterior. Y Foursquare ha detectado una caída del 17% de circulación de personas en las propiedades Trump desde julio de 2015, cuando el magnante anunció su candidatura.

Los responsables de los hoteles Trump niegan que sea un cierto. "Nuestros negocios en los hoteles Trump son más fuertes que nunca y estamos realmente entusiasmados sobre el futuro de Scion, nuestra nueva marca en nuestro cartera de hoteles", dijo Ivanka Trump, hija del magnate.

Uno de los problemas de Trump es que los blancos de clase media-baja que llenan sus mítines, pueden quizá comprarse una gorra o una camiseta con el lema de la campaña 'Make America Great Again' o una corbata Trump, pero no pueden permitirse alojarse en sus hoteles de lujo, organizar un evento en Mar-a-Lago o jugar en sus campos de golf.

Muchos estadounidenses también han decidido protestar contra Trump, no sólo con su voto en las urnas, sino con su cartera, donde al magnate le puede doler más.

El boicot

El hashtag #grabyourwallet (agarra tu cartera) se ha convertido en una de las maneras de pedir en Twitter el boicot a los productos de Donald e Ivanka Trump, después de que saliera a la luz un vídeo de 2005 en el que el magnate alardeaba de besar y meter mano a las mujeres sin su consentimiento. Trump dijo que podía hacer a las mujeres lo que quisiera, incluso "agarrarlas por el coño", por el simple hecho de ser una estrella.

Muchos estadounidenses ya han dejado de comprar sus productos, no se alojan en sus hoteles, no comen en sus restaurantes, no beben sus vinos y no juegan en sus campos de golf. Por ejemplo, en mayo el jugador de béisbol Adrián González, de origen mexicano, decidió no alojarse en el hotel Trump en Chicago cuando su equipo Los Angeles Dodgers se enfrentó a los Chicago Cubs.

Muchas empresas y organizaciones también han dejado de hacer eventos en sus hoteles o en su propiedad, ya que temen que sus clientes lo interpreten como un apoyo a la candidatura de Trump y sus polémicas declaraciones.

El PGA tour, el principal circuito norteamericano de golf profesional masculino, abandonó el campo de golf de Trump en Doral (Florida) para trasladarse a la ciudad de México debido a la falta de patrocinadores.

La propia Ivanka Trump, que tiene 1,2 millones de seguidores en Instagram, se está también viendo afectada por la controversia que rodea a su padre. El éxito de su marca de ropa y complementos de moda se basa en su apellido.

"Mi marca fue lanzada mucho antes de que empezara el ciclo presidencial y continuará mucho tiempo después", se defiende Ivanka Trump.

"Este es el principio del fin de Donald Trump, no sólo para su candidatura a la presidencia, sino para su marca, sus propiedades y sus negocios", pronostica Mark Cuban, dueño del equipo de baloncesto Dallas Mavericks. "Bernie Madoff (el inversor de Wall Street acusado de estafa piramidal) tiene ahora una mejor marca" que Trump, escribió en Twitter Cuban, un multimillonario que apoya a su rival Hillary Clinton.

http://www.elmundo.es/internacional/2016/10/24/580ca57646163f55548b459f.html