Donald Trump. Precandidato a la presidencia por el Partido Republicano.

VIRGINIA 

Donald Trump, precandidato a la presidencia por el Partido Republicano, se declaró protector de los cristianos asediados en un discurso pronunciado este lunes ante más de 11,000 personas, buscando así el apoyo de los evangelistas a dos semanas de las primarias.

Trump, más conocido por su faceta de mujeriego, su estilo de vida extravagante y su retórica incendiara que por su lado piadoso, habló en la universidad privada Liberty, en Virginia, entre amenazas de protestas.

Pero el multimillonario de 69 años y magnate de los bienes raíces encontró una audiencia receptiva en una universidad considerada bastión evangelista y parada obligada de los candidatos conservadores, desde Ronald Reagan en 1980 a Ted Cruz, su principal rival en las internas, hijo de un pastor evangélico cubano.

“Nos ha ido muy bien con los evangelistas. Los evangelistas han sido maravillosos”, dijo Trump.

“Vamos a proteger el cristianismo. Si miras lo que está sucediendo en todo el mundo… si miras a Siria, donde si eres cristiano te cortan la cabeza”, y añadió: “el cristianismo está bajo asedio”.

“Yo soy protestante, estoy muy orgulloso de ello, presbisteriano para ser exacto, y estoy muy, muy orgullo de ello”.

Históricamente, los votantes evangélicos apoyan a candidatos que se muestran conservadores en cuestiones sociales, punto flojo de Trump.

Dos tercios de los evangélicos republicanos indican que la posición del candidato sobre el aborto es el punto más importante a la hora de tomar una decisión electoral.

Y Trump, quien durante toda su vida política ha sido demócrata e independiente, se ha pasado recientemente a defender la posición antiabortista, dominante entre el electorado cristiano-evangélico.


http://www.elnuevoherald.com/noticias/estados-unidos/article55385535.html