DiseƱo en Cuba, una apuesta por el futuro

En junio próximo el informe anual de la WPP, una de las compañías publicitarias más grandes y exitosas del mundo —con agencias en 112 países—, llevará en su portada una obra plástica hecha en Cuba. La noticia fue dada este viernes por el presidente de esa institución, Sir Martin Sorell, durante la conferencia magistral que cerró la Primera Bienal de Diseño de La Habana.

Además de expresar su interés en realizar asociaciones con la Isla, Sorell refirió que la educación y el talento de los cubanos garantizan grandes oportunidades en la esfera de la Comunicación y el Diseño. “Su creatividad es una de las razones que atrajo nuestra atención y una de las motivaciones para tener presencia aquí. Mi mensaje hacia ustedes es muy sencillo: el mundo necesita el talento cubano”, añadió.

Portada del reporte anual de la WPP. Foto: Luis Bruzón
 

En su conferencia “Comunicación: una herramienta estratégica para el desarrollo de compañías y países”, el empresario también aludió al papel de las marcas y a la creciente importancia de los valores intangibles, sobre todo en las últimas tres décadas.

En ese sentido apuntó que una marca es la acumulación de elementos diferentes que las personas asocian con un producto, servicio o país. Va más allá de la estética —dijo—, y su gestión apropiada puede aumentar la apreciación y efectos positivos de esos bienes, lugares… sobre el público.

Comentó que las personas compran el producto no solo por el valor comercial que puedan tener, sino por conexión emocional que contiene, la promesa que va en él, en su presentación. “El branding está ofreciendo una diferenciación incluso mayor que la tecnológica, es la ventaja más frágil de la compañía”.

Y agregó: La comunicación estratégica puede jugar un papel importante en la promoción del desarrollo y la economía de un país, además de promover mensajes sociales, causas justas o movimientos. En Cuba hay grandes oportunidades, con su educación y talento, en todas las esferas.

La Bienal de Diseño de La Habana (BDHabana) sesionó desde el 14 de mayo en varios espacios y eventos que combinaron teoría y actividades prácticas. Convocada por la Oficina Nacional de Diseño (Ondi) y organizada por múltiples instituciones—como los ministerios de Industrias y de Cultura, y el Instituto Superior de Diseño—, la cita reunió cerca de un millar de participantes nacionales y extranjeros.

De acuerdo con la directora de la Ondi, Gisela Herrero, el evento conquistó espacios necesarios, mostró catálogos que consolidan nuestra identidad y exhibió las habilidades de los nuevos diseñadores. No declaro la BDHabana clausurada, apuntó, sino en constante movimiento y abierta a nuevas experiencias.

Con el mismo slogan, “Diseño y prosperidad”, la cita tendrá como subsedes las provincias de Santiago de Cuba y Camagüey, adonde se extenderá con el propósito de continuar fomentando la cultura del diseño en el país y colocar un punto de atención sobre las posibilidades que ofrece para el crecimiento empresarial y de la nación.