DeclaraciĆ³n de la UNEAC

Los escritores y artistas cubanos compartimos la indignación del pueblo venezolano ante la profanación, el pasado domingo 12 de junio, del sitio que guarda los restos mortales del gran cantor Alí Primera, en la localidad de Paraguaná, estado Falcón.

Ese acto vandálico, que dañó el busto de quien fue uno de los intérpretes populares de la canción latinoamericana y promotor consecuente del arte al servicio de los ideales humanistas y de justicia social, reveló nuevamente la catadura moral de los elementos fascistas que pretenden crear el caos, entronizar la violencia y derrocar al gobierno legítimo de ese país.

Atentar contra los valores culturales es consustancial al fascismo. Ahora se ataca a un símbolo, mañana pudiera ser cualquiera otra expresión e incluso hasta la integridad física de los propios creadores. En el siglo pasado asistimos a la quema de libros y obras de arte. El martirio al que fue sometido Víctor Jara nos duele en la memoria.

Al manifestar nuestro enérgico repudio a un hecho denigrante, los intelectuales y artistas cubanos  reiteramos nuestra solidaridad con la causa bolivariana y confiamos en que pueda vencer la arremetida de la oligarquía y la injerencia imperial.

La Habana, 13 de junio de 2016

Presidencia de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC)