De Oriente a las Antillas: un universo de letras

Profundizar la cooperación entre los sectores editoriales de China y Cuba en el futuro próximo figura entre los resultados —ya palpables— de la 27 edición de la Feria Internacional del Libro. Como país Invitado de Honor, el gigante asiático trajo a la Isla una delegación compuesta por más de 150 representantes de entidades editoriales y 11 autores de renombre, además de 7000 ejemplares de su literatura, la mayor parte traducidos al español y al inglés.


Acto inaugural. Foto: Racso Morejón.
 

Durante la primera etapa de la cita de las letras, en La Habana, los invitados no solo reiteraron su voluntad de afianzar la colaboración en el ámbito literario, sino que dejaron sentadas las bases para la realización de algunos proyectos. En ese sentido, el director general adjunto de la Administración Estatal de Prensa, Publicaciones, Radio y Televisión China, Zhou Huilin, afirmó la voluntad de esa institución para aumentar la visibilidad de las letras cubanas en la nación asiática.

Durante su intervención en el panel de escritores y editores de ambos países —celebrado en la sede de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba—, exhortó a las entidades cubanas vinculadas con la literatura a participar en el proyecto de edición internacional de libros que lidera su país. Asimismo, se comprometió a normalizar la visita de escritores chinos a las Ferias del Libro realizadas en la Isla y a apoyar la asistencia de representantes cubanos a eventos similares en China.

La Feria Internacional del Libro de Cuba, comentó Huilin en su inauguración, es el intercambio editorial de mayor magnitud al que asiste China en la región latinoamericana. “Por más de medio siglo, agregó, las relaciones entre los dos países se han fortalecido, superando los cambios en la comunidad internacional. Lo mismo ha sucedido entre las industrias editoriales. La presencia de China aquí es fruto de esas relaciones y, sin duda, derivará en nuevas páginas al respecto”.

Como País Invitado de Honor a la 27 edición de la Feria, China ocupa dos pabellones (A11 y A12) en la fortaleza San Carlos de La Cabaña —sede principal del evento—. Además de los títulos sobre gobernabilidad, economía, literatura, arte y ciencias que trajo a la cita, en el espacio también pueden apreciarse muestras de técnicas tradicionales de impresión y otros elementos desarrollados por esta cultura ancestral para la edición de libros.