Danza Contemporánea presenta programa dedicado a 90 cumpleaños de Fidel

Danza Contemporánea de Cuba (DCC) se presenta este fin de semana con dos estrenos mundiales en la sala García Lorca del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, en las jornadas por las celebraciones del cumpleaños 90 del líder de la Revolución, Fidel Castro, y el Día de la Rebeldía Nacional.

Las paredes se van, firmada por Julio César Iglesias, propone una mirada a la libertad, a la desinhibición, a la búsqueda de metas y propósitos, a la inconformidad. Iglesias, quien viene realizando desde hace un tiempo su labor coreográfica, danzaria y de enseñanza en Alemania y Holanda, trae a Cuba toda esa información de lo que está sucediendo en los escenarios europeos en la actualidad y propone nuevas miradas a su propia creación. Julio César Iglesias ha realizado para DCC piezas como La lluvia cae por el viento, Restaurante El Paso y El cristal.

El otro estreno lo trae el primer bailarín de la compañía, Norge Cedeño, quien ya creara para el conjunto su pieza Transire hace algún tiempo. DCCrama, es una búsqueda, un camino de deconstrucción de formulaciones en torno a la mirada a la danza. La contraposición de sentimientos estará presente en esta creación de Cedeño.


Reversible, de Annabelle López Ochoa.

El programa se completa con la reposición de Reversible, de la coreógrafa belga colombiana Annabelle López Ochoa. Las nuevas propuestas persiguen la continuidad estética que defiende la compañía dirigida desde hace 31 años por el maestro Miguel Iglesias: presentar sobre el escenario una oposición de tendencias y estéticas que nutran los cuerpos y las mentes de los bailarines; así como mantener en constante movimiento y creación el repertorio activo de la compañía, y ofrecerle a los jóvenes creadores la oportunidad de desarrollar sus experiencias e inquietudes creativas.

Esta temporada corta de verano es además el justo preámbulo a las celebraciones por el 57 aniversario de la compañía en septiembre próximo donde se repondrán los principales éxitos coreográficos de los últimos tiempos, incluido el regreso a escena de Mambo 3XXI, de George Céspedes.

Fuente: Danza Contemporánea de Cuba