Dan la bienvenida autoridades de la cultura cubana a delegaciĆ³n norteamericana
Fotos: Luis R. Bruzón Fuentes y Juan Carlos Borjas
 

Representantes del Ministerio de Cultura recibieron en la mañana de hoy, en el Aeropuerto José Martí, a la delegación del Comité Presidencial para las Artes y las Humanidades de los Estados Unidos de América, que inicia este lunes su visita a la Isla.

Diversas instituciones y organizaciones de la sociedad civil del sector cultural cubano, artistas e intelectuales, intercambiarán esta semana con las personalidades que forman parte de esta Comisión.


 

Entre los lugares comprendidos en el recorrido estarán el propio Ministerio de Cultura, los consejos nacionales de Artes Escénicas y de Patrimonio Cultural, los institutos cubanos de Arte e Industrias Cinematográficos y de la Música, la Universidad de las Artes, los estudios Areíto de la EGREM, el Museo Ernest Hemingway en Finca Vigía, el Museo Nacional de Bellas Artes y el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso.

La Colmenita, la intervención de Fuster en la comunidad de Jaimanitas, la compañía de Lizt Alfonso y el taller del artista de la plástica Choco, figurarán entre los proyectos culturales a visitar.

Serán intercambiados temas referidos al cine cubano, su producción, comercialización, y eventos que lo distinguen; así como otros asuntos especializados en el campo de las artes visuales y las escénicas.


 

Un momento propicio para abordar las limitaciones que aún impone el bloqueo será cuando se hable de los retos de la colaboración artística y las posibilidades de intercambio, asunto también presente en el programa.

Si bien, entre las últimas medidas tomadas por el gobierno del presidente Barack Obama, figura la posibilidad de contratar a los artistas cubanos, todavía se prohíbe que las empresas cubanas que los representan se beneficien de esta relación contractual. De otro lado, tampoco ha logrado concretarse, por obstáculos bancarios, la medida de utilizar el dólar en las transacciones financieras. Ello limita que alcance una real normalización el intercambio cultural entre ambos pueblos, que en el último año creció y se diversificó.

No obstante, constituye esta una oportunidad para que, mediante el diálogo franco y respetuoso, se continúe avanzando en el proceso de mejoría de las relaciones con EE.UU., y se den pasos más ostensibles en favor del levantamiento del bloqueo, el cual impide el pleno disfrute de las relaciones culturales entre ambos pueblos.