Cultura, más allá de las diferencias

Fotos: Luis R. Bruzón

Estrechar las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos tendiendo puentes desde sus instituciones culturales es el propósito de la visita que realiza a La Habana la delegación del Comité Presidencial para las Artes y Humanidades de esa nación norteña.

“Creo que este intercambio es el elemento más profundo y sólido para cualquier integración, contribuye a que sea real y nos permite aprender los unos de los otros”, expresó en un encuentro sostenido en la Fundación Ludwig el Ministro de Cultura cubano, Julián González.

“Han llegado a un pueblo desenfadado, que no se fabrica enemigos y hace su propia alegría — agregó—; a una Cuba abierta a lo mejor de la cultura universal, que ha sabido sobreponerse a los avatares del Caribe y a las complejidades de ser una isla en el centro de esa zona geográfica”.

Con una representación de 80 personas aproximadamente entre miembros del Comité, artistas, funcionarios y otras personalidades, la delegación ha conocido sobre la promoción y la comercialización de productos culturales, el cine cubano, el funcionamiento de las escuelas de arte y su instrucción en la enseñanza primaria, junto a otros temas.

Destaca entre sus actividades el encuentro que sostuvieron este martes en la noche con funcionarios del Ministerio de Cultura (MINCULT), donde presentaron algunas propuestas para el intercambio. Al respecto el viceministro Fernando Rojas explicó que “vínculos como los señalados tienen lugar en el país hace varios años con diversas instituciones de los Estados Unidos (EE.UU.)”.

Acotó que se prevé tengan curso iniciativas como la colaboración con museos del instituto Smithsonian —que propuso además dedicar su festival del 2017 a Cuba—, la publicación de obras de Alejo Carpentier en los EE.UU., y el intercambio con las escuelas de arte.

Rojas destacó asimismo la empatía que primó en los análisis y el interés de la parte norteamericana por conocer sobre la Isla, además del franco intercambio sostenido con las instituciones culturales cubanas, rectoras del trabajo en el sector. En ese sentido vale señalar que le fueron aclaradas las limitaciones que persisten a causa del bloqueo y sus regulaciones.

“Estamos emocionados por las posibilidades en el futuro”, comentó el secretario del Smithsonian, David J. Skorton, durante un encuentro con representantes de la sociedad civil cubana. “El hecho de que estén aquí los más altos funcionarios del Comité Presidencial para Artes y Humanidades muestra que los Estados Unidos entienden la importancia de este momento.

“Nuestros objetivos son simples: educarnos acerca de Cuba, tenemos mucho que aprender de nuestros amigos y colegas, a los Estados Unidos les interesa estrechar manos con el país; y lo más importante, trabajar con la parte cubana como iguales para hallar tiempo para celebrar nuestras culturas y avanzar juntos hacia el futuro”.

Por su parte el presidente de la Fundación Ludwing de Cuba, Helmo Hernández, refirió la historia que une a ambas naciones, la necesidad de aprender cómo convivir juntos y el rol de la integración de las tradiciones culturales en ese propósito.

Para el resto del programa los visitantes tienen previsto continuar las reuniones de trabajo con el MINCULT y autoridades del Instituto Cubano de la Música, así como la visita al Museo Nacional de Bellas Artes, a la compañía de danza Lizt Alfonso, y al taller del artista plástico Eduardo Roca “Choco”. La delegación concluirá su estancia mañana con una ceremonia en el Gran Teatro de La Habana “Alicia Alonso”.

Entre los invitados estadounidenses figuran la directora ejecutiva del Comité Presidencial para las Artes y las Humanidades, Megan Beyer; sus co-presidentes George Stevens y Margo Lion; el representante del Distrito 8 de Virginia, Don Beyer; los músicos Usher Raymond, William “Smokey” Robinson, Dave Matthews y Joshua Bell; y el periodista David Brooks.