Cuba y los Estados Unidos, culturas que trascienden fronteras

Nuevos proyectos en el ámbito de las artes y el patrimonio cultural serán realizados próximamente entre instituciones de Cuba y los EE.UU., anunció hoy el viceministro cubano de Cultura, Fernando Rojas, durante la despedida a la delegación del Comité Presidencial para las Artes y las Humanidades de ese país, que tuvo lugar en el Gran Teatro Alicia Alonso.

Entre las iniciativas, el funcionario destacó la exhibición de seis filmes cubanos en diferentes eventos cinematográficos de EE.UU. y la intención de constituir una agrupación similar a La Colmenita con niños y adolescentes norteamericanos. Agregó que otras propuestas continúan siendo evaluadas, “lo cual provee un marco propicio para seguir trabajando en los próximos meses”.

Rojas se refirió además a futuros intercambios entre delegaciones más pequeñas y a “cuestiones importantes para las instituciones cubanas, como la imposibilidad de que nuestras agencias de representación no puedan recibir ingresos por la actuación de sus artistas en los EE.UU.”.

Sin embargo, aseguró, el ambiente cordial y profesional que se mantuvo permite asegurar que seguiremos avanzando. “Corresponde seguir intercambiando información sobre las iniciativas y trasladar al Ejecutivo nuestras preocupaciones”.

Durante los tres días de su visita, la delegación norteamericana sostuvo más de 10 encuentros de trabajo, se reunió con instituciones y empresas de la cultura cubana, así como con artistas y otras personalidades del ámbito. Esto, afirmó el viceministro, evidencia que se puede continuar el intercambio cultural, el cual ha crecido y se ha diversificado en los últimos años, durante la presidencia de Barack Obama”.

Otro anuncio relevante fue la dedicación a Cuba, en el 2017, del Festival anual del instituto estadounidense Smithsonian. La noticia fue dada a conocer por el secretario de esa institución, David J. Skorton, y la presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural cubano, Gladys Collazo.

En declaración conjunta recordaron las décadas de colaboración que cuentan ambas partes y expresaron su deseo de continuar planes de intercambio.
“Los pueblos de Cuba y los EE.UU. comparten el compromiso de expandir fronteras por el arte y la cultura”, afirmaron. En representación de la delegación norteamericana hablaron Margo Lion y George Stevens, copresidentes del Comité, Jane Chu y William Adams, presidentes de las fundaciones nacionales para las Artes y las Humanidades, respectivamente, y David Skorton, secretario del Instituto Smithsonian.

Todos coincidieron en referir su júbilo y satisfacción por la intensa visita realizada a las instituciones culturales de la capital, la cordialidad con la que fueron recibidos, y el empeño del Ministerio de Cultura de Cuba (MINCULT) y el gobierno del país, para hacer posible este encuentro. Con aplausos, mostraron su agradecimiento al pueblo y los
representantes del Estado cubano, y enfatizaron su deseo de realizar encuentros similares y avanzar en las relaciones culturales entre nuestros pueblos.

Además de directivos del MINCULT y sus instituciones, en la Sala Lecuona del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso se encontraban artistas e intelectuales, que también formaron parte de los intercambios durante la visita. En representación de estos últimos habló Miguel Barnet, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y de la Fundación Fernando Ortiz y miembro del Consejo de Estado.

Barnet aseguró que en todos estos años Cuba ha debido librar una lucha que no deseaba, pero a la cual la obligaron –en referencia al clima de agresiones predominante en las últimas cinco décadas, y dijo que esta solo terminaría totalmente cuando fuera levantado el injusto bloqueo que se mantiene contra la Isla. También afirmó que el 17 de diciembre había sido muy importante para la nación –entre otras cosas porque fueron liberados los Héroes cubanos que se encontraban encarcelados en los EE.UU.

Miradas desde adentro, para los miembros de la delegación del Comité Presidencial de las Artes y las Humanidades de los EE.UU., visitar Cuba no formó parte de una misión establecida, sino que fue un modo de estrechar relaciones humanas, de conocer de primera mano los valores que unen a ambos pueblos y de llevarse consigo un poco más de las tradiciones que, por siglos, han influenciado una y otra sociedad.

Creo en el poder de las artes para transformar la conciencia de los pueblos y entre los pueblos, dijo el actor John Yoyd Young; criterio al que se sumó el músico William “Smokey” Robinson, quien acotó además que le encantaría realizar algún proyecto con músicos cubanos.

Para la artista Paula Crown —quien es además miembro del Comité—, Cuba resultó una fuente de inspiración. “Nos han mostrado que podemos expresarnos libremente, comentó, y honrar quiénes somos mediante las artes. Estamos sobrecogidos por la bienvenida que nos han dado”.