Cuba y Francia unidas por el cine

“Si el cine francés forma parte de la cultura cubana hoy, es porque vinimos de forma idealista hace 20 años a regalarle a Cuba nuestro cine”, expresó en encuentro con la prensa el realizador Christophe Barratier, fundador del Festival de Cine Francés en Cuba.

Es así como estas dos décadas han servido de pretexto para revisitar el evento y recordar los inicios, cuando parecía una utopía celebrar la magna cita cinematográfica en la Isla, que hoy constituye el segundo festival de cine en importancia en Cuba.

En este contexto, Frédérique Bredin, presidenta del Centre National du Cinéma et de l’image Animée (CNC), anunció varios proyectos de colaboración audiovisual entre Cuba y Francia. Al respecto, se realizarán acuerdos de coproducción y de educación en la imagen, dirigidos a la formación de valores y la educación de los jóvenes. La iniciativa incluye filmes cubanos y franceses, pero también otros latinoamericanos y europeos en general.

Bredin adelantó, asimismo, la intención de hacer programas educativos comunes que se transmitirán simultáneamente en Cuba y Francia; la cooperación futura en el cine de animación, y el propósito de estrechar los vínculos entre las escuelas de cine de Francia y Cuba. “En los acuerdos de coproducción, queremos establecer una ayuda financiera para la realización de las películas; hay muchos cineastas cubanos interesados en ello y muchos franceses que desean trabajar con Cuba”. 

En otro orden de ideas, Laurent Grousset, Director de la Fundación Melville y nieto de Jean-Pierre Melville, dijo sentirse muy contento de estar por primera vez en Cuba y orgulloso de que el ciclo de homenajes celebrando el centenario de su abuelo inicie en nuestro país dentro del Festival de Cine Francés.

El cineasta Mohamed Rachid, quien presenta en Cuba su más reciente filme Tour de Francia, dio a conocer a los presentes sobre la temática y el proceso de realización del largometraje, cuya escritura tardó dos años y que cuenta con la actuación de Gerard Depardeu. La historia toma como centro de atención dos personajes totalmente opuestos: un francés de mediana edad con ciertos sentimientos racistas y un joven rapero de origen árabe. Ambos coincidirán en un viaje por toda Francia en el que se verán obligados a aceptar sus diferencias.

El cine Yara proyectará la cinta el próximo viernes 5 de mayo, mientras que el Riviera la exhibirá el sábado 13. Por su parte, la Sala 1 del Multicine Infanta acogerá una doble tanda el jueves 11.