Con tus sueños míos

A dos jornadas del aniversario 95 del bardo sanmiguelino, se crea la Oficina para la Promoción e Investigación Cultural Indio Naborí, en acto que tuvo como sede al teatro de la Biblioteca Nacional José Martí, y en compañía de familiares y amigos de Jesús Orta Ruiz, así como de directivos de distintas entidades de la cultura y admiradores de la obra de este relevante creador. En este contexto se declararon oficinalmente inauguradas los trabajos de esta oficina, que radicará en el emblemático edificio contiguo a la misma Plaza de la Revolución que vibrara en noviembre pasado con los versos de la Marcha triunfal del Ejército Rebelde, uno de los tantos poemas sembrados por este Premio Nacional de Literatura en la sensibilidad de los cubanos. 


“Sostener la coherencia y el ejemplo que Naborí supo cultivar durante su extensa vida”. Foto: Karel Leiva
 

El acto, presidido por el escritor Abel Prieto Jiménez, Ministro de Cultura de la República de Cuba; el escritor y etnólogo Miguel Barnet Lanza, presidente de la UNEAC; el historiador Eduardo Torres Cuevas director de la Biblioteca Nacional; el escritor e investigador Virgilio López Lemus y el poeta Alpidio Alonso Grau, director de la revista la de poesía Amnios, fue el momento propicio para nombrar como director de la Oficina al escritor, investigador, docente y diplomático Fidel Antonio Orta Pérez, hijo del poeta homenajeado.

En su alocución inaugural, Orta Pérez, visiblemente emocionado, rememoró  sus inicios en el mundo de la lectura, de la mano de un padre que, cual severo profesor, le hizo descubrir la maravilla de las letras.

Con múltiples agradecimientos, a todos quien han colaborado para sostener la obra de su padre, el más pequeño de los vástagos del bardo de Campo Armada delineo cuales son las aspiraciones de este nuevo centro cultural; enfocadas sostener la coherencia y el ejemplo que Naborí supo cultivar durante su extensa vida cultural y política, en función de un ideal que se cristalizo con el proceso revolucionario cubano. 

A nombre de los usuarios y trabajadores de la Biblioteca Nacional, Torres Cuevas apuntó que la existencia de una oficina de estas características impulsará sin dudas el conocimiento de la cultura nacional, a través de la obra del también periodista, promotor y gestor cultural Orta Ruiz, de quién se atesoran allí más de 50 libros. Por su parte, Virgilio López Lemus se refirió  a las diferentes aristas de la obra naboriana y a su singular importancia en el concierto de la cubanidad.

Concluyendo en el encuentro, Miguel Barnet recordó vivencias y consejos ofrecidos por el escritor de libros como Entre y perdone usted, en momentos difíciles para la compresión de la cultura, vividos en pasadas décadas; revelaciones que le han acompañado hasta hoy, mostrándole el camino y las herramientas para la superación de obstáculos.

Nace así la Oficina Indio Naborí, buena manera de juntar la tradición y la academia en un binomio indisoluble.  De esta manera, lo que nació como un impulso irrefrenable por el conocimiento en un joven poeta de hace más de 80 años, se volverá  memoria y horizonte para fundar la esperanza.